Oriol Junqueras. / AFP | Vídeo: EP

Sánchez rechaza la presencia de Junqueras en la 'mesa de diálogo'

El jefe del Ejecutivo dice que tras los indultos toca que el Govern «reconozca a la otra parte de Cataluña que en ocasiones intenta invisibilizar»

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERAS Madrid

Pedro Sánchez no quiere a Oriol Junqueras en la mesa de diálogo sobre Cataluña. El presidente del Gobierno ha argumentado hoy que ese es un foro bilateral entre ejecutivos y que, además, el hecho de que el líder de Esquerra Republicana de Cataluña permanezca inhabilitado para el ejercicio de un cargo público, a pesar de haber sido indultado y haber podido abandonar ya la cárcel, hace que no corresponda tenerlo en él como interlocutor.

Un día después de que el jefe del Ejecutivo catalán, Pere Aragonès, participara junto al Rey en la cena de inauguración del Mobile World Congress de Barcelona, y de que acuda a la Moncloa, Sánchez ha insistido una vez más en la Ser en las bondades de su decisión de conceder el perdón a los nueve líderes independentistas del 'procés' condenados por sedición y malversación y ha asegurado que se trata de un «primer paso» para lanzar a la sociedad catalana el mensaje de que «queremos pasar página».

El jefe del Ejecutivo ha alegado que el perdón es ahora lo más «útil», del mismo modo que hubo un momento en el que lo más útil fue la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la acción de los tribunales. Pero ha añadido que ahora lo que le gustaría es que el Govern reconozca a esa parte de los catalanes que es «tan importante» como la de los independentistas y que no comparte ni su hoja de ruta ni su visión. «Que Cataluña -ha dicho- hable con Cataluña».

«Aterrizar» problemas

Sánchez ha añadido que es consciente de que estamos solo al principio de «un camino largo» y ha evitado dar demasiada importancia a la afirmación de Junqueras que, en un entrevista en La Vanguardia, afirmó el domingo que el suyo es el Gobierno de España con «mejor actitud» en una década. Así, ha reclamado «generosidad y empatía» con la sociedad también por parte de la Generalitat. «Tenemos que aterrizar las necesidades de la ciudadanía», ha remarcado.

Pedro Sánchez afirma que habrá que respetar lo que resuelva el Tribunal de Cuentas sobre las responsabilidades de los líderes del procés

Con esa afirmación, ha hecho hincapié en que carece de sentido que en la mesa de diálogo, que aún no tiene fecha, se empiece a hablar sobre cuestiones como un referéndum de autodeterminación o una ley de amnistía sobre las que, ha afirmado, no va a haber acuerdo, en lugar de hacerlo sobre cuestiones que tendrán un impacto en el día a día de los ciudadanos y sobre las que es más sencillo entenderse. «Más allá de las cuestiones territoriales que nos alejan hay otras muchas en las que podemos estar de acuerdo: creemos que el futuro se incardina en la UE, queremos una democracia más consolidada que amplíe derechos, creemos en la igualdad de género, en las oportunidades que representa el fondo europeo...Construyamos a partir de ahí», ha insistido.

Respecto al Tribunal de Cuentas, que mañana celebra una vista para determinar, de manera provisional, las cuantías que deberían abonar 39 cargos públicos de la Generalitat por el desvío de dinero a la internacionalización del 'procés' a través de 'Diplocat', el presidente del Gobierno ha asegurado que no tiene ninguna intención de dar instrucciones a la Abogacía del Estado par que los favorezca, como reclaman los independentistas, y ha defendido que se trata de un órgano administrativo y no judicial. «Tendremos que respetar lo que resuelva», ha afirmado. No obstante, también ha recordado que las decisiones de esta institución son recurribles.