El presidente de Òmnium Cultural, Xavier Antich, durante un acto. / Efe

Òmnium abronca a los partidos independentistas por su «autodestrucción»

La entidad soberanista llama a abrir un nuevo ciclo y pide «nuevas voces»

CRISTIAN REINO Barcelona

En la Diada de la fractura no todo ha sido división en el campo independentista. El acto político organizado por Òmnium Cultural al mediodía ha concitado a todos los sectores del secesionismo, con el Govern en pleno, ERC, Junts y la CUP y las entidades sociales. El presidente de Òmnium Cultural, Xavier Antich, ha aprovechado que estaban todos presentes para pedirles unidad, para exigirles que dejen sus cuitas internas y para cargar con dureza contra los partidos a los que ha reprochado su tendencia cainita hacia la «autodestrucción». A su juicio, el ambiente de continua confrontación entre los diferentes actores del nacionalismo provoca «desánimo, desmovilización y desorientación» y en consecuencia «paraliza» el movimiento.

Según Antich, el «ciclo» del 'procés' está agotado y a su entender es necesario abrir uno nuevo. «La fórmula de esos cinco años ya no sirve. Necesitamos nuevas maneras, nuevas sensibilidades y nuevas voces», ha afirmado ante la plana mayor del independentismo. En la primera línea en el público estaban: Pere Aragonès, Jordi Puigneró y buena parte de los consejeros del Govern, además de Oriol Junqueras (ERC), Laura Borràs (Junts) y Dolors Sabater (CUP), entre otros, así como también Jaume Asens de los comunes. «¿En qué momento olvidamos para qué estamos trabajando y luchando?, ¿cuándo cedimos a la tentación de enfrentarnos entre nosotros en lugar de fortalecernos para conseguir los objetivos que perseguimos?, ¿para qué tanta energía en enfrentarnos con quien tenemos al lado, con cómplices y aliados, en lugar de hacerlo con quien tenemos enfrente?», ha arremetido.

La reprimenda de Òmnium contra los partidos independentistas ha sido una especie de aperitivo de lo que les espera esta tarde en la manifestación de la ANC. La Asamblea Nacional Catalana, no obstante, pone el foco concreto de las críticas en el Govern y en ERC, de ahí que los republicanos hayan decidido no acudir a la protesta de la Diada. Òmnium sí estará presente en la manifestación, pero se ha desmarcado del manifiesto aprobado por la ANC. Antich, sin citar a la Asamblea, ha cargado también contra esta entidad, cuando ha reclamado unidad y no ceder a la tentación «populista» y antipolítica».

A pesar de las críticas, el acto de Òmnium ha sido como un oasis en medio de la división en la que se encuentra el independentismo. Cuando Aragonès y los dirigentes de ERC han abandonado el acto, algunas personas del público han exhibido carteles que rezaban: «Fuera botiflers o DUI o dimisión».