Mónica Oltra. / ep

El juez abre una pieza secreta que amplía la investigación sobre Oltra

La Policía acude a la Dirección Territorial de Igualdad para llevarse el expediente de la menor que denunció los abusos

A. RALLO Valencia

Agentes de la Policía Judicial acudieron el pasado lunes a las dependencias de la Conselleria de Igualdad para recabar el expediente de la menor abusada por el exmarido de Mónica Oltra.

Los funcionarios se personaron a última hora de la mañana con una orden del titular de Instrucción 15 de Valencia en la sede de la dirección territorial de Igualdad, junto a la avenida del Oeste.

La fecha de esta orden era anterior a que el instructor presentara su exposición motivada al TSJ para que imputaran a la vicepresidenta, según indicaron fuentes conocedoras de los hechos. Pero el alto tribunal todavía no había contestado al juzgado cuando encargó este cometido a los agentes. Es decir, que aún estaba en sus manos la instrucción. Asunto diferente fue cuando los policías decidieron completar la orden.

Estas actuaciones -se desconoce si alguna más- forman parte de las diligencias que pidió una de las acusaciones que forman parte de la causa. Estas indagaciones, al menos la del expediente, se acordaron por parte del juzgado pero no se comunicaron a las partes personadas en la investigación. Se declaró el secreto para no perjudicar el buen fin de las pesquisas. De tal forma, que sólo el juez y el fiscal conocen los detalles de esta operación.

El expediente de la menor tutelada es uno de los asuntos clave en esta investigación. En realidad, esa documentación ya figura en la causa. La aportó en su día Carmen Fenollosa, una de las cargos de Igualdad investigada en la trama de los abusos.

Pero lo que el juez pretende, al parecer, es contar con la documentación oficial y comprobar que no ha existido una alteración entre lo presentado en su día en el juzgado y el expediente original o que, efectivamente, no se ha excluido parte de la documentación original.

La cuestión acerca de quién ordenó la apertura de este expediente no es pacífica. En su día, Oltra asumió toda la responsabilidad al confesar que ella dio la orden de que se investigara qué había sucedido en la primera fase de la investigación en el centro de menores y en la conselleria. Esto terminó en «una investigación parajudicial», según la Audiencia. Además, el único objetivo, al parecer, fue desacreditar a la menor.

Pero esta no es la versión definitiva. Días más tarde, para tratar de evitar la imputación con su escrito de alegaciones, la vicepresidenta se desligó por completo de esa orden. Rectificó su primera versión, unas declaraciones que se produjeron en un momento de alta tensión, situación originada por la injusticia que, según ella, suponía la imputación de personas inocentes de su conselleria. Ocho cargos de Igualdad permanecen investigados en la causa que comanda el titular de Instrucción 15 de Valencia.