Informe al Consejo de Gobierno sobre el contrato de las mascarillas en mayo de 2020. / R.C.

Ayuso fue informada al mes siguiente de la adjudicación de las mascarillas

La presidenta ha asegurado este lunes que tuvo «conocimiento del contrato un año y medio más tarde» | La comunidad matiza que la líder de madrileña se refería a que no supo hasta finales de 2021 de la relación de su hermano con el expediente

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

Isabel Díaz Ayuso aseguró este lunes de forma tajante que tuvo «conocimiento del contrato (de la compra de las mascarillas) un año y medio más tarde» de que éste se cerrara. La presidenta por tanto situó a finales del 2021 el momento en el que supo del acuerdo comercial con Priviet Sportive S.L para el suministro a la Comunidad de Madrid de 250.000 tapabocas por valor de más 1.512.000 euros.

Sin embargo, la líder regional, según los documentos oficiales de aquella polémica adjudicación de urgencia y a dedo, a través del Consejo de Gobierno sí que fue expresamente informada mucho antes de aquella operación. También de que detrás estaba el nombre de Priviet. Fue el 20 de mayo de 2020, siete semanas después de que la viceconsejera de asistencia sanitaria, Ana Dávila-Ponce de León, estampara su firma en el contrato que liberaba el millón y medio de euros para la empresa del amigo de Tomás Díaz Ayuso.

Fuentes del Ejecutivo regional matizaron durante la tarde de este lunes las palabras de Ayuso y aclararon que la presidenta quería apuntar que no supo de la relación de su hermano Tomás con este contrato hasta otoño de 2021.

Ese 20 de mayo el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, «dio cuenta» al Consejo de Gobierno de la comunidad de Madrid, que preside la propia Ayuso, de cinco «resoluciones» por las que se «ordenaba la tramitación y ejecución» con «carácter de emergencias» de la adquisición de diverso material sanitario «para el hospital de campaña de la institución ferial de Madrid, Ifema».

En total, el documento que Ruiz Escudero entregó a la presidenta y al resto del consejo recogía el desembolso de 4.289.950 euros (IVA incluido) en contratos a dedo debido a la situación de emergencia por la covid. El primer contrato de ese listado de adjudicaciones a 'dedo' era el expediente A/SUM-011335/2020 que había dado luz verde 49 días antes a la compra de las mascarillas a Priviet.

El propio consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández- Lasquetty, ya había admitido el pasado viernes que el Consejo de Gobierno había recibido el informe sobre ese contrato, aunque insistió en que se «limitó a la simple recepción de información» porque «carece de competencia alguna para alterar el resultado de las actuaciones del órgano de contratación».

Tanto el nombre de la empresa como la cantidad desembolsada viene en los documentos que se le entregaron a la presidenta para su exclusivo conocimiento a 'posteriori', ya que, tal y como este lunes recordó la presidenta, es cierto que el Consejo de de Gobierno no «intervino en la adjudicación del mismo».

El propio expediente de la adjudicación del que fue informada la líder madrileña incluye una certificación de Fabio Pascua, secretario general del Consejo de Gobierno, de que el órgano que preside Ayuso «quedó enterado» ese 20 de mayo de 2020 del informe de los cinco contratos de «emergencia» por la crisis sanitaria entre los que se incluía la adjudicación a Priviet, una empresa, hasta entonces dedicada al comercio de roba para «señora y caballero», que nunca antes se había dedicado a la importación de mascarillas y que jamás había trabajado para el Gobierno regional.