Los partidos avisan de que su apoyo hoy al déficit no es un cheque en blanco

20/12/2018

Los partidos que apoyaron este jueves en el Congreso la senda de déficit socialista, que permitiría mayor margen de gasto, y que sin embargo se rechazará en el Senado, han avisado de que su voto favorable no supone un cheque en blanco a los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

Unidos Podemos advierte de que el Gobierno debe cumplir estrictamente con lo pactado en el proyecto presupuestario, PNV exige más transferencias a Euskadi e implementar los acuerdos firmados en 2018, y los independentistas catalanes (ERC y PDeCAT) avisan de que lo de hoy sólo es un "gesto" que podría ser el último para encontrar una vía dialogada al conflicto catalán.

De esta forma la mayoría de la moción de censura (PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromís y Nueva Canarias) vuelven a activarse y superarán previsiblemente con 178 votos los rechazos del PP, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y EH Bildu, que sumarían 172 votos.

La diputada del PSOE Patricia Blanquer ha reiterado que los nuevos objetivos de déficit son realistas frente a la senda del Gobierno del PP que además ya suponía una desviación de la meta de este año hasta el 2,7% del PIB, cinco décimas que son las que el Ejecutivo socialista quiere trasladar de mayor margen de gasto al 2019.

Nariz tapada

El diputado de Unidos Podemos Alberto Montero ha recriminado a la ministra de Hacienda su política pactada con Ciudadanos en Andalucía y ha afirmado que aunque se lo ponen "muy difícil", tienen sentido de la "responsabilidad" y que al confiar en que cumplirán los acuerdos presupuestarios en sus propios términos votarán afirmativamente "aunque sea con la nariz tapada".

El diputado de ERC Joan Maragall ha advertido de que su voto a favor es un "gesto de buena voluntad" que lanza un mensaje para no romper los "poquísimos puentes que quedan y para no romper el hilo fino del diálogo".

"El Gobierno de la Generalitat nos pide que hagamos este, quizá, último gesto y lo hacemos con convicción", ha dicho tras reconocer que este voto tendrá "costes" y concluir que "ahora la pelota está en el tejado" del Gobierno.

"Sentémonos y dialoguemos", ha pedido el diputado republicano.

Mano tendida separatista

Ferrán Bel, del PDeCat ha reiterado que "tienden la mano" pero ha avisado de que "nadie se equivoque" porque "no es la antesala de un sí a los Presupuestos", ya que ello está supeditado a una propuesta política que "no solo pasa por un nuevo Estatuto".

Ha dicho que apoyarán esta senda porque el Gobierno de la Generalitat quiere disponer de 2 décimas más en el déficit de las comunidades que supondrían 470 millones más de gasto para Cataluña y ha advertido al PP y Ciudadanos de que serán los responsables de "quitar" dinero para hospitales o educación.

Desde el PNV, Idoia Sagastizabal también ha avisado de que el voto favorable de su formación no es un "cheque en blanco" a un posible apoyo al proyecto de Ley de Presupuestos para 2019 y ha criticado la distribución del déficit entre las administraciones por ser "arbitraria", sobre todo en el ámbito de las comunidades autónomas.

La mayoría de los partidos han criticado que PP y Ciudadanos impidan la tramitación del proyecto de ley que reforma la Ley de Estabilidad Presupuestaria con la prórroga en los plazos de presentación de enmiendas.

Números increíbles

El diputado popular Valentín Píriz ha acusado a la ministra de ser "tramposos" al presentar una nueva senda de déficit cinco meses después de que fuera rechazada la primera en el Congreso, incumpliendo así el plazo de un mes que establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Ha añadido que "sus números no se los cree nadie", ya que suponen 6.000 millones de euros de "deuda adicional" que van a pagar todos los españoles de ahora "a escote" y también los del futuro.

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz económico del grupo parlamentario de Ciudadanos, Toni Roldán, que ha dicho que la nueva senda pone en riesgo a la economía y ha recriminado a Montero que "mañana se reúna con el tío más racista que hay en España que es el señor Torra".

Ignasi Candela, de Compromís, ha pedido más diálogo, y la diputada de EH Bildu Marian Beitilarrangoitia ha argumentado que votarán en contra porque Hacienda sigue sin tener en cuenta la realidad económica de Euskadi.

Dinero canario para pagar una foto

El diputado de Foro Asturias Isidro Martínez Oblanca ha rechazado aumentar el gasto, mientras que Ana Oramas, de Coalición Canaria, ha sido muy crítica al incidir en que Hacienda ha "quitado dinero a Canarias en favor de una foto".

Oramas ha acusado a Montero de "no tener escrúpulos" y suprimir "cientos de millones" que estaban comprometidos con Canarias, entre ellos 476 millones que contemplaban 15 convenios, por favorecer a la Generalitat de Cataluña y le ha preguntado si "de verdad vale el precio de una foto los derechos de los canarios".

Por su parte, Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, ha confiado en que Hacienda cumpla con sus compromisos canarios y ha lamentado que la nueva senda que ahora se aprueba no prospere en el Senado y la del Congreso sea una votación "que conduce a la melancolía".