Canarias, las islas centristas

15/06/2017

UCD sacó en Canarias el 59,85% de los votos en los primeros comicios tras el franquismo en 1977,25 puntos más que la media en el resto del Estado (34,52%).

• UCD sacó en Canarias el 59,85% de los votos en las generales de 1977, 25 puntos más que la media española (34,52%)

• Los de Adolfo Suárez obtuvieron el 66% en la circunscripción de Las Palmas y el 53,23% en la de Santa Cruz de Tenerife

• El PSOE logró un 19,6% en la provincia occidental y un 13,9% en la oriental, un 16,5% en el global de Canarias

• PCU dio la sorpresa con el 6,25% y el tercer puesto en Las Palmas, pero muy lejos de la posibilidad de alcanzar un diputado

• El PCE y los partidos situados a su izquierda, muy combatientes contra la dictadura franquista, no salieron bien parados en las urnas

Se cumple estos días el cuarenta aniversario de las primeras elecciones democráticas tras la larga noche de la dictadura franquista. Unos comicios, los celebrados el 15 de junio de 1977, que dieron la victoria a la Unión de Centro Democrático (UCD) de Adolfo Suárez en el conjunto del Estado con el 34,52% de los sufragios y 165 escaños, por delante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Felipe González (24,44%; 118), el carrillista Partido Comunista de España (PCE), con el 9,33% y 20 diputados y la Alianza Popular (AP) del exministro franquista Manuel Fraga (8,21%; 16). En Canarias, la UCD arrasó con casi el 60% de apoyos y diez de los trece diputados en liza; los otros tres fueron para el PSOE.

Las Cortes resultantes de esos comicios de hace cuatro décadas tendrían la relevante tarea de proceder a la elaboración de la Constitución, que sería aprobada en el año 1978 en referéndum.

La UCD ganó en la mayoría de las provincias, entre ellas Madrid (donde Adolfo Suárez solo superó en dos décimas la lista socialista encabezada por Felipe González; ambas se situaron en once escaños), a excepción de trece. Nueve fueron para el PSOE: Barcelona, Valencia, Oviedo, Alicante y cinco andaluzas (Cádiz, Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla).

Los nacionalistas catalanes fueron los más votados en las circunscripciones de Girona y Lleida, y el PNV hizo lo propio en Vizcaya y Guipúzcoa. La abstención fue del 21,17% en el Estado y en Canarias casi seis puntos más, 26,92%.

En Canarias fue rotunda la victoria centrista. Por circunscripciones, los de Adolfo Suárez obtuvieron el 66% en la de Las Palmas, lo que les permitió llevarse 5 diputados frente al único del PSOE (13,96%), que llevó al Congreso a Jerónimo Saavedra, que luego sería presidente del Gobierno canario en dos ocasiones, ministro en dos departamentos con Felipe González (Administraciones Públicas y Educación) y alcalde de Las Palmas de Gran Canaria (2007-2011), así como Diputado del Común.

Canarias, las islas centristas
Bravo de Laguna

La lista de la UCD por las orientales la encabezaba José Miguel Bravo de Laguna, que sigue en activo como consejero del Cabildo por Unidos por Gran Canaria, del que es dirigente y máximo activo político y electoral. Entre 2011 y 2015 fue presidente del Cabildo de Gran Canaria bajo las siglas del PP y antes presidió el Parlamento de Canarias en dos legislaturas (1995-1999 y 1999-2003). El resto de electos el 15J por los centristas fueron Fernando Bergasa, César Llorens, Nicolás Díaz Saavedra y Rafael Martín.

Por Santa Cruz de Tenerife también gana contundentemente (54,15%) la plancha que encabeza José Miguel Galván Bello. Junto a él consiguen acta en el Congreso de los Diputados Rubén Darío Henríquez, Alfonso Soriano, Manuel Acevedo y Esther Tellado, la única mujer de aquellas listas tan masculinas y que posteriormente formaría parte, también con UCD, de los consejeros del equipo de gobierno del Cabildo de Tenerife. Por su parte, el PSOE, con el 19,6% de los votos, logra actas para Luis Fajardo y Néstor Padrón.

Respecto a las ciudades más pobladas, el mejor resultado lo saca la UCD en Telde (77,69%) y el peor en Santa Cruz de Tenerife (44%). El PSOE logra sus mayores apoyos en la ciudad de Santa Cruz (25,65%) y el peor en Telde (9,46%). Los de Suárez vencen en todas las capitales insulares. Y, curiosamente, el PSOE es quinta fuerza en Valverde (superados incluso por los nacionalistas moderados del Partido Popular Canario) , mientras que los comunistas sacan un honroso 10,46% en Santa Cruz de La Palma.

Los municipios de Las Palmas con mayores resultados de los centristas son Artenara (92,44%), Tejeda (90,77%), Mogán (89,49%) y Valsequillo (87,82%). En las islas occidentales los mayores porcentajes se producen en Vilaflor (93,44%), Arona (85,35%), San Miguel (81,84%) y El Tanque (81,79%).

El PCE y los partidos a su izquierda, muy combatientes contra la dictadura franquista, no salieron bien parados de su primer examen en las urnas en las Islas. El PCC-PCE apenas saca un 2,6% en Las Palmas y un resultado algo mejor, 4,1%, en Santa Cruz de Tenerife. Peor les va a otras formaciones, que al no estar legalizadas tuvieron que acudir en coalición: Izquierda Canaria Unida (ICU), integrado por PUCC, PTE y ORT, 1,56%, solo en la provincia tinerfeña, y Frente Democrático de Izquierdas (FDI), que formaban PUCC y PTE, solo en Las Palmas, 0,62%.

PCU, la sorpresa

La única sorpresa en este ámbito es el relativamente buen resultado de Pueblo Canario Unido (PCU) por Las Palmas, lista que encabeza el abogado laboralista Carlos Suárez, conocido popularmente como el látigo negro, y que aglutina a buena parte del nacionalismo de izquierdas de entonces. Se alza con el tercer puesto en la circunscripción, con 17.715 sufragios y el 6,25%.

Pero la coalición nacionalista, con una propuesta claramente autodeterminista, está muy lejos de traducir esos votos en escaños: le faltaron más de 19.700. Es decir, tendría que haber duplicado ampliamente sus resultados para acceder al Congreso, lo que sí conseguiría su sucesor, Unión del Pueblo Canario (UPC), un movimiento más amplio, en 1979, con Fernando Sagaseta.

PCU era un fenómeno urbano y centrado casi exclusivamente en Las Palmas de Gran Canaria, donde quedó tercera fuerza con el 9,65%, a enorme distancia de los apoyos cosechados en Telde (3%), Arrecife (2,96%) o Puerto del Rosario (0,99%). En la ciudad de Las Palmas consiguió 14.141 de sus 17.715 sufragios, ocho de cada diez votos de los que obtuvo en la circunscripción de las islas orientales en aquella histórica jornada electoral.

En aquellos comicios, los nostálgicos o procedentes del régimen franquista estaban representados por AP, que logró el 7,3% en el Archipiélago, con mejores datos en Santa Cruz de Tenerife (9,2%) que en Las Palmas(5,62%); y por pequeños partidos como Falange Española de las JONS Auténtica (1,56% en las occidentales y 0,29% en las orientales) o Reforma Social Española, formación que encabezaba en España Manuel Cantarero del Castillo, que no llegó al 0,5% en Las Palmas. De todos modos, Cantarero se definiría después “socialista y republicano”, aunque terminó fichando por Alianza Popular, en la que sería primero diputado en Cortes por Guadalajara (1982-1986) y representante de España en el Parlamento Europeo (1986-1989).

Canarias, las islas centristas
Senado, las excepciones de Alberto de Armas y Miguel Cabrera

• La Gomera y El Hierro eran entonces un distrito único

E.B.

En el Senado, por su sistema de elección, el triunfo de la UCD en las Islas es aún más incontestable que en el Congreso de los Diputados. Los centristas lograron todas las actas, a excepción de una por Tenerife que logró Alberto de Armas (PSOE) y la de Fuerteventura que correspondió a Miguel Cabrera, de Asamblea Majorera. La Gomera y El Hierro funcionaba entonces como un único distrito, en el que triunfó también la UCD.

En Gran Canaria, los centristas lograron las tres plazas para Diego Cambreleng (139.923 votos), Fernando Giménez (127.697) y Gregorio Toledo (45.050). Por su evidente superioridad en las urnas y por una adecuada distribución de la papeletas con las cruces correspondientes –solo se puede votar a dos en esta circunscripción- que evitaran que uno de ellos fuera superado por el candidato más votado de los socialistas, Juan Rodríguez Doreste (42.255). Bravo de Laguna reconoce hoy el riesgo que corrieron y lo bien que les salió la jugada.

UCD volvería a repetir la jugada en las elecciones de 1979, también con notable éxito. Resultaron electos sus tres candidatos: Gregorio Toledo (102.790), Rafael Martín (97.817) y Juan Quesada (77.002).

El atrevimiento de presentar tres candidatos al Senado es una historia que no se ha vuelto a repetir hasta las elecciones generales de diciembre de 2015 en las que la colación electoral PSOE-NC, para salvar la presencia de mujeres en las listas, hizo lo propio; pero sin el mismo resultado, claro.

En Tenerife los electos son José Miguel Barrios Dorta y María Dolores Pelayo Duque, por UCD, junto al referido Alberto de Armas (PSOE). El resto de senadores fueron: Acenk Galván (UCD), por La Palma; Federico Padrón (UCD), por La Gomera y El Hierro; y Rafael Stinga, por Lanzarote.

España

En el conjunto de España, en el Senado ganó de forma muy clara UCD, con 106 escaños. El PSOE se acercó a los cincuenta, unos obtenidos con su propia marca y otros mediante la integración en distintas plataformas en diferentes comunidades autónomas: Senado Democrático, Entesa del Catalans o Candidatura Democrática Gallega. Otros 41 fueron por designación real, entre los que se encontraban el científico canario Antonio González o los escritores Camilo José Cela y José Luis Sampedro.

La página del Ministerio del Interior ofrece unos datos erróneos sobre los resultados en Santa Cruz de Tenerife

Ministeriales erratas y supervivientes del 77

• En las listas del PSP de Tierno Galván estaba Antonio Martinón, actual rector de la Universidad de La Laguna

• Podemos, la formación donde hay más integrantes de las planchas electorales de aquellos comicios

• Solo dos mujeres obtuvieron acta: Esther Tellado, al Congreso, y María Dolores Pelayo Duque, ambas de UCD Tenerife

E.B.

Repasando los resultados definitivos de aquella contienda electoral, la primera tras casi cuarenta años de dictadura, nos encontramos con algunas curiosidades. Por ejemplo, el hecho de que los datos que sobre los comicios de junio de 1977 ofrece en su página web el Ministerio del Interior contienen una importante errata respecto a los resultados en la circunscripción de Santa Cruz de Tenerife, que según ellos serían los siguientes en relación a los principales partidos:

PARTIDOS VOTOS ESCAÑOS

UCD 140.237 5

PSOE 50.951 2

AP 27.828 0

PSP-US 14.215 0

En aquellos comicios, Santa Cruz de Tenerife contaba con siete escaños y Las Palmas con seis. De ser tal y como están publicados, la distribución de escaños aplicando la ley D´Hondt quedaría como exponemos a continuación:

PP PSOE AP PSP

140.237 50.951 27.828 14.215

70.118 25.475 13.914

46.745 16.983

35.059

28.047

Luego el reparto de escaños hubiese sido cinco para la UCD, uno para el PSOE y otro para AP, partido este último que no consiguió representación en ninguna de las dos circunscripciones canarias. En realidad, el porcentaje de AP fue del 9,2% y no del 10,56%, como señala equivocadamente Interior, exactamente 23.866 votos y, por tanto, claramente por debajo de los 25.475 que dieron la segunda acta al PSOE, la de Néstor Padrón.

Podemos

José Miguel Bravo de Laguna no es el único superviviente político de aquellos comicios. En las listas de aquella convocatoria electoral de junio de 1977 se encuentran algunos actuales militantes, dirigentes o aspirantes de Podemos, caso de Isabel Suárez, que fue quinta en la plancha del PCE por Las Palmas que encabezaba José Carlos Mauricio. O Enrique Caro Zamora, segundo en la del Frente Democrático de Izquierdas (FDI) que lideraba Arcadio Díaz Tejera, aunque el BOE transformó a este último en Arundio Díaz Tejera. También Wenceslao León Almeida, hoy en la organización morada, se presentó al Congreso de los Diputados por el FDI.

En el caso de Santa Cruz de Tenerife, en las filas del Partido Socialista Popular (PSP) de Enrique Tierno Galván aparecen figuras como Antonio Martinón Cejas, actual rector de la Universidad de La Laguna. O Juan Alberto Martín, que luego fuera vicepresidente y consejero en el Gobierno de Jerónimo Saavedra en los inicios del proceso autonómico. Asimismo, candidato del PSOE al Senado por La Gomera y El Hierro fue el 15 de junio de 1977 nada menos que Pedro García Cabrera, uno de los más grandes poetas que ha dado esta tierra.

Y un detalle tan común como profundamente negativo: todas las planchas de los distintos partidos eran encabezadas por hombres; y las mujeres aparecían en el cuarto o quinto lugar, como mínimo. En la circunscripción de Las Palmas no fue elegida ninguna mujer en aquellos comicios de junio de 1977. Solo la ucedista Esther Tellado consiguió acta en el Congreso, al ser la quinta en la lista de José Miguel Galván Bello por Santa Cruz de Tenerife. Y en el Senado, solo otra mujer, María Dolores Pelayo Duque, también de UCD, elegida por la isla de Tenerife, representó a Canarias en las Cortes constituyentes. En esto, como en otras cosas, hemos cambiado de forma muy positiva.