Borrar
Abusar del freno acelera el desgaste de pastillas y discos F. P.
La DGT explica cómo usar los frenos correctamente

La DGT explica cómo usar los frenos correctamente

Observar, anticiparse y pisar el pedal de freno en el momento adecuado puede suponer que nos libremos de un percance en carretera Presta atención a los frenos de tu coche ante calor excesivo

Canal Motor

Jueves, 10 de agosto 2023, 11:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Con altas temperaturas, los frenos pueden sufrir sobrecalentamiento debido al rozamiento contra el disco. por encima de los 30 ºC, la capacidad de refrigeración de los discos y pastillas de freno del coche se reduce proporcionalmente , algo que también ocurre con el líquido de frenos, aunque este puede trabajar con algunos grados de más.

Abusar del freno acelera el desgaste de pastillas y discos. Además, las frenadas bruscas provocan incomodidad y, por supuesto, aumentan el consumo, entre dos y cuatro litros más cada 100 kilómetros.

Aparte de este tipo de circunstancias, la DGT explica que saber utilizar los frenos de nuestro vehículo es fundamental para circular seguro. Circulando en condiciones normales, el freno debe usarse en su justa medida, sin excesos, siempre con suavidad y aplicando la presión necesaria.

Los frenos del vehículo estarán expuestos a mayor o menor desgaste en función del coche, conductor y tipo de conducción. Discos y pastillas son los componentes que más acusan el desgaste, pero no solo depende de los kilómetros recorridos: cuanto más brusca sea la forma de conducir, mayor será el desgaste. Del mismo modo, cuando necesites usar el freno de manera prolongada, como en el descenso de un puerto, es mejor recurrir a marchas más cortas. De esta forma, el vehículo no se acelerará tanto y evitarás que los frenos se calienten.

El terreno por el que se circula también influye directamente en la vida útil del sistema de frenado. Circular asiduamente por zonas urbanas con mucha pendiente o zonas montañosas en lugar de por autovías o caminos llanos hace que los frenos acusen más desgaste. Por eso, para mantener su buen estado durante más tiempo, también debe tenerse en cuenta por qué tipo de tramos circulamos habitualmente.

Si tienes que presionar el pedal con mucha fuerza es probable que las pastillas o los discos estén dañados. Otras causas podrían ser grasa o líquido de frenos en las pastillas o poca cantidad de líquido. Si, por el contrario, el pedal se hunde, esto podría significar que las pastillas están muy gastadas, que hay una fuga en el circuito de aire, que hay o poco líquido de frenos, contaminado o inadecuado. Lo mejor que puedes hacer es acudir y consultar a un profesional.

Más información

Por otra parte, si al pisar el freno notas que el volante vibra puede significar que alguna pieza del sistema de frenado está en mal estado, que las ruedas no están equilibradas o que los discos están combados. Acude de inmediato al taller. Los chirridos pueden ser buena o mala señal , ya que pueden producirse porque las pastillas sean nuevas, o bien porque algo no esté bien. Quizás haya partículas metálicas u óxido en ellas, estén desgastadas o los discos en mal estado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios