https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Por qué no debes contestar una llamada mientras conduces, explicado por Tricicle

Una mirada rápida al móvil significa desviar la atención de la carretera durante tres segundos, durante ese tiempo se recorren 100 metros cuando se circula a 120 km/h y 45 metros a una velocidad de 50 km/h

S. M. Madrid

Las distracciones al volante son una de las causas principales de accidentes, y el uso del teléfono móvil mientras se está a los mandos de un coche reduce notablemente la atención en la conducción y es el culpable de un elevado número de accidentes. En concreto, un conductor en condiciones normales tiene un tiempo de reacción de un segundo, si ese conductor está utilizando su smartphone el tiempo de reacción se duplica y es capaz de detectar solo la mitad de las señales de tráfico.

De hecho, una mirada rápida al móvil significa desviar la atención de la carretera durante tres segundos, durante ese tiempo se recorren 100 metros cuando se circula a 120 km/h y 45 metros a una velocidad de 50 km/h. El riesgo de accidente que se asume al manipular el smartphone mientras se conduce es cinco veces más alto y diez veces superior al leer o escribir mensajes de texto.

Actualmente, conducir con el móvil en la mano está multado con la retirada de tres puntos del carné. No obstante, cuando se termine de tramitar la reforma de la Ley de Seguridad Vial, pasará a estar sancionado con la retirada de seis puntos. Sin ir más lejos, durante la campaña llevada a cabo por la DGT entre el pasado 16 y el 22 de septiembre, fueron sancionados 6.840 conductores por diversas conductas punibles, tras haber realizado un seguimiento de 305.000 vehículos y haber llevado a cabo aproximadamente 8.200 controles de tráfico. Pero hay más. Cerca del 40% de las sanciones interpuestas lo fueron por la utilización de la teléfono móvil dentro del vehículo.