https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

C+pod, el ultra compacto coche eléctrico de Toyota

El pequeño eléctrico de batería está ya disponible en Japón para todo tipo de clientes, y es un dos plazas para usuarios que recorren con frecuencia distancias cortas

J. BACORELLE Madrid

Los pequeños microcoches eléctricos están cobrando cada vez más protagonismo. Especialmente en Asia y particularmente en Japón, donde los coches más vendidos son los llamados «Kei Cars». Unos automóviles pequeños y cuadrados, pensados especialmente para moverse por las concurridas calles de las urbes japonesas.

Pero más allá de este tipo de coches, normalmente con diseños muy cuadrados y con capacidad para cuatro pasajeros, Toyota ha decidido dar un paso adelante y comercializar, de momento en Japón, el vehículo eléctrico de batería —Battery Electric Vehicle (BEV)— ultracompacto C+pod, haciéndolo accesible a todo tipo de clientes corporativos, profesionales y particulares. Su precio parte de 1.650.000 Yenes (¥), es decir, unos 12.705 €.

El C+pod se lanzó solo para algunos clientes corporativos y municipales en diciembre de 2020; ahora podrá ser adquirido por cualquier cliente en Japón. Todas las unidades se ofrecerán a través de contratos de leasing, tramitados por concesionarios de vehículos Toyota y agencias de alquiler y leasing de Toyota de todo Japón.

Toyota lanza en Japón el ultracompacto C+pod 100% eléctrico

Galería. Toyota lanza en Japón el ultracompacto C+pod 100% eléctrico

El C+pod es un BEV de dos plazas 100% respetuoso con el medio ambiente. Ha sido diseñado como alternativa de movilidad para un grupo variado de usuarios que recorren con frecuencia distancias cortas con pocos ocupantes. Puede ser el caso de conductores noveles jóvenes o de personas mayores, entre otro tipo de usuario.

Ha gozado de una gran acogida entre los clientes que ya lo han utilizado, sobre todo por su facilidad de manejo, su sostenibilidad medioambiental y su completo abanico de prestaciones de seguridad, a pesar de su carrocería ultracompacta. Ahora, Toyota puede ofrecer el C+pod a una mayor variedad de usuarios, por lo que ha decidido ampliar las ventas a los clientes de todo el país.

El contrato de leasing permite el uso temporal del C+pod al tiempo que garantiza la recogida del vehículo en todos los casos, para implantar iniciativas proactivas 3R —reducción, reutilización, reciclaje— de las baterías a bordo. Esto forma parte del objetivo de Toyota de alcanzar una movilidad social neutra en carbono.