Salvador Constantin sostiene la bola con la que ha cantado el tercer premio al 19517. / Europa Press

Lotería de Navidad 2021 19517, el tercer premio, reparte en Valencia 51 millones de euros

Barcelona recibe un pellizco de 25 millones, «que ha ido a parar a gente humilde y trabajadora», dice la lotera de Calella

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

A las 11:32 horas salió del bombo el esperado tercer premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, correspondiente al número 19517 y dotado con 500.000 euros a la serie y 50.000 euros al décimo. Salvador Constantin Roa fue el encargado de cantar el número y Luis Alcides Paniagua, que bloqueó con su mano el noveno alambre de la quinta tabla, el premio. Santa Daniela de León Santa y Paula Figuereo Figuereo fueron las encargadas de extraer número y premio, respectivamente.

A Valencia, Calella, Granollers, Almería y Badajoz fue a parar el montante. El 19517 regó el centro de Valencia con 51,5 millones de euros, gracias a la administración número 16, ubicada en la calle de Xátiva. El administrador, Antonio Olmedo, estaba exultante. «Aún no me lo creo», decía, instantes después de que se cantara el premio en Madrid. Explicó que las 103 series vendidas se despacharon en su mayoría en ventanilla y que es un número que juegan «muchos clientes todo el año». «Además, en Navidad se suelen gastar un poco más», agregaba. Este tercer premio es el más importante que ha entregado esta administración en toda su historia desde los años 50. «Habíamos dado premios de sorteo nacional, pero nunca esto».

«Me han llamado por teléfono y he dado un brinco. Es una alegría muy grande», continuaba Olmedo. «Seguro que muchos turistas se han llevado el número, ha sido muy repartido», añadía el lotero, que aseguraba no haberse quedado con ningún décimo agraciado. «Llevaba un número muy parecido», lamentaba entre risas, antes de señalar que una empresa de servicios y una pescadería habían resultado agraciadas.

No se hablaba de otra cosa en el barrio esta mañana. En el Mercado de Jerusalén les han tocado 100 euros al décimo, pero no llevaban el premiado. «Qué rabia, me toca seguir con las sardinas», decía Amparo en una pescadería del mercado para alivio de sus clientas.

Vídeo. Así se cantó el 19517. / R. C.

En Barcelona se repartieron un total de 25 millones de euros, 17,5 millones de ellos en Calella y 7,5 millones en Granollers. Precisamente en la administración número 2 de Calella, Miriam Marré celebraba haber repartido 35 series del tercer premio. «Estamos supercontentos. Llevábamos diez años y once navidades con la administración de lotería y nunca habíamos dado un premio así. Ya tocaba», decía emocionada. La administración que regentan ella y su marido, Robert Subirana, vendió una parte en ventanilla, pero también a varios abonados a este número -«algunos de ellos viven fuera», comentaba- y entre 28 y 30 series fueron a parar al Pepe's Bar de Calella, donde llevan jugando con este número desde hace cuatro o cinco años. «Ha ido a parar a gente humilde y trabajadora y por eso estamos superfelices», explicaba Marré. «Ya era hora. Siempre salíamos con cara de póker, a hablar de que nos había tocado el reintegro o la pedrea y poco más», resume Subirana, que a primera hora de la tarde aún no sabía si tenía algún décimo del número ganador: «Creo que sí, pero me ha llamado todo el mundo y aún no me ha dado tiempo a mirarlo». Curiosamente, la pareja se dedicaba antes a la hostelería.

En Andalucía, se vendieron un total de 17 series, todas en Almería capital. 8,5 millones de euros que repartió La Trece, regentada por Jesús Ibáñez. El lotero, que cada año esconde 20 décimos de la Lotería de Navidad en el barrio de Artés de Arcos de la capital para fomentar la solidaridad, no cree que el que la suerte escogiera ayer su administración haya sido «cosa del karma», sino que «simplemente, hay más personas buenas que malas en el mundo». De «alegría inmensa» calificó haber repartido tanta suerte y también el hecho de que la mayoría de esos 170 décimos estén en el bolsillo de clientes «conocidos».

Badajoz se consoló con un millón de euros, distribuidos en 20 décimos despachados por la administración número 2.