Colas en una farmacia de Francia para realizar el test de antígenos. / AFP

Austria impone la vacunación obligatoria contra ómicron

La norma, que se prevé darle el visto bueno en el Senado el 3 de febrero, permitirá imponer multas de 600 a 3.600 euros para los no inoculados

DIANA MARTÍNEZ

La progresiva expansión de la variante ómicron no da un suspiro a la comunidad internacional, que sufre los estragos de la presión hospitalaria tras una continua alza de contagios por covid. Las medidas restrictivas tomadas hasta ahora no parecen surtir el efecto deseado, por lo que los gobiernos han recrudecido sus esfuerzos con el fin de paliar lo más posible la situación sanitaria. Y el principal objetivo es lograr la inmunización de rebaño. Austria ha dado un nuevo paso y se ha convertido en el primer país de la Unión Europea que impone la vacunación obligatoria a los mayores de 18 años, lo que afectará a unos 7,4 de los 8,9 millones de habitantes del país centroeuropeo.

La Cámara Baja del Parlamento aprobó el jueves por mayoría (137 votos a favor y 33 en contra) la normativa, tras un largo debate de cinco horas, que entrará en vigor a principios del próximo mes si es aprobada también por el Senado, donde está previsto darle luz verde el 3 de febrero. La medida contó con el amplio consenso de los políticos, salvo por la extrema derecha representada por el Partido de la Libertad de Austria, cuyo presidente, Herbert Kickl, advirtió que no se someterá a ninguna dosis.

El plan presentado por el canciller, Karl Nehammer, plantea instalar para mediados de marzo controles en calles y carreteras para comprobar si los ciudadanos, que recibirán en sus hogares una carta con la explicación detallada de la medida, están inoculados. Tras el periodo de adaptación, se impondrán multas que podrían ir desde los 600 hasta los 3.600 euros, aunque se retirarían si en las dos semanas posteriores el individuo recibe la dosis –la ley excluye la detención en caso de impago–. No obstante, se darán excepciones para casos de embarazadas o aquellos que no puedan vacunarse por motivos médicos. Mientras tanto, quienes hayan dado positivo y superado la enfermedad, tendrán un plazo ampliado de seis meses. «No se trata de una lucha entre vacunados y no vacunados», sino del «bien común», de «preservar la libertad», afirmó Nehammer.

Las autoridades estiman que el 72% de la población está vacunada, pero con el fin de calar más hondo en la sociedad, el Gobierno austriaco y la oposición acordaron un paquete económico valorado en mil millones de euros para promover la inmunización. En ese sentido, se contempla recompensar aquellas regiones con altas tasas de vacunación y, a nivel individual, sortear vales de 500 euros entre todos los que hayan recibido su dosis. Uno de cada diez pinchazos tendrá premio y el dinero deberá canjearse en comercios, restaurantes, hoteles, cultura y deporte.

Certificado

Otros pasos se han dado también en Francia, donde el Consejo Constitucional ha validado el certificado de vacunación, que entrará en vigor el lunes, como herramienta para luchar contra la pandemia. A partir de entonces los adolescentes de 12 a 17 años podrán ponerse la dosis de refuerzo. Cabe destacar que en el país galo cuenta el 91% de los adultos tiene ya la pauta completa, mientras que el 62% ha recibido la tercera vacuna. Con estas cifras en aumento el Gobierno francés anunció el calendario para un levantamiento progresivo de restricciones sanitarias para el mes de febrero. Por ejemplo, la mascarilla dejará de ser obligatoria en exteriores.

El covid sigue expandiéndose por Europa. Alemania batió este viernes un nuevo récord diario con más de 140.000 contagios en las últimas 24 horas. En apenas cinco días el país germano, que inició la semana con 34.000 positivos, ha cuadruplicado sus casos. También registraron otros 170 decesos. El proceso de vacunación, por su parte, sigue adelante con el 72% de población inmunizada; unos datos que se acercan al objetivo fijado de alcanzar a final de mes el 80% con al menos una dosis.

Por otro lado, Polonia confirma un máximo de contagios diarios por tercer día consecutivo tras registrar ayer más de 36.660 casos, así como 248 fallecidos. Actualmente hay más de 21,5 millones de personas con la pauta completa, mientras que más de nueve millones han recibido la dosis de refuerzo.