Sánchez defiende en Davos que los Presupuestos aportan «sostenibilidad» a las cuentas públicas a largo plazo

23/01/2019

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido en el Foro Económico Mundial de Davos que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 aseguran la "sostenibilidad a largo plazo" de las cuentas públicas, combaten la desigualdad, recuperan la inversión en ciencia e innovación y reducen el déficit y la deuda pública.

Así lo ha señalado durante su participación en la sesión especial "España y el mundo" del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), en la que ha mostrado su convencimiento de que las nuevas cuentas públicas serán "el comienzo de una historia de éxito" y "una nueva era en España", en línea con un nuevo ciclo en el mundo.

Sánchez ha mostrado su "orgullo" por que la economía española está "bien asentada", permanece a la cabeza de las economías europeas y las perspectivas siguen siendo "robustas".

En este sentido, ha subrayado que, según la Comisión Europea, España crecerá más que Francia, Italia, Alemania y el promedio de la eurozona hasta 2020, y que este año creará más de 330.000 empleos, con una prima de riesgo estable en unos 110 puntos básicos.

"España inspira confianza tanto en organizaciones internacionales como en los mercados financieros. La economía española tiene bases sólidas", ha enfatizado Sánchez, quien ha hecho hincapié en que el sector financiero ha reducido significativamente sus riesgos, ha bajado el déficit público y se ha mantenido el superávit por cuenta corriente.

Asimismo, ha ensalzado la evolución de España como destino para la inversión extranjera directa, con niveles "altos" de crecimiento, por su seguridad jurídica, instituciones "fuertes" y su vocación "europeísta". "Es el país más unánimemente europeísta de toda Europa", ya que "solo hay un partido abiertamente contrario a la Unión Europea en nuestro país", ha añadido.

El desafío del populismo y el fin del modelo neoliberal

A nivel global, Sánchez ha marcado como principales desafíos el cambio tecnológico, la ecología, la globalización, el feminismo y el cambio demográfico, y ha insistido en la necesidad de la lucha contra la desigualdad y la necesidad de un modelo económico ecológico e inclusivo para frenar a los populismos nacionalistas.

Ha alertado de que, tras 10 años del estallido de la crisis, se corre el riesgo de olvidar el sufrimiento y los errores, ya que aunque el impulso inicial para coordinar fue "positivo", una vez que el peligro ha pasado se constata que algunas de las debilidades del capitalismo global no se han abordado. "No se ha logrado eliminar los paraísos fiscales", ha añadido como ejemplo.

Respecto al cambio climático, ha recalcado la posición "privilegiada" de España para dirigir ese cambio, que generará "grandes oportunidades" y movilizará 200.000 millones en inversiones en la próxima década, con un 80% de estos fondos procedentes del sector privado.

"Por cada empleo destruido con la reforma energética se crearán cuatro nuevos", ha apuntado Sánchez, quien ha instado a profundizar en la transición ecológica, conocida como "desafío verde", ya que creará "riqueza, empleo, oportunidades e igualdad".

En el plano europeo, se ha referido al Brexit como un proceso que supone "retos y oportunidades" para los Estado miembros para "afianzar y ahondar en el proceso de vertebración".

Como retos de la UE ha citado la necesidad de ultimar la Unión Económica Financiera, con el esquema de depósitos europeo y el seguro de desempleo, fortalecer el enfoque común ante los flujos migratorios, un mercado único de la energía, afianzar el multilateralismo, con la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC), y abordar la cuarta revolución industrial.

Sobre este último punto ha asegurado que España es "el país de las 'startups'", y ha destacado que avanza en la tecnología 5G, por lo que ha apremiado a coordinar y ultimar el mercado digital a nivel europeo.

Ha aprovechado para lanzar una advertencia sobre las "desigualdades inaceptables" que perduran en el crecimiento económico, sobre las que ha instado a combatir porque alimentan "los populismos y el nacionalismo reaccionario", ya que de lo contrario "aparecerán políticos sin escrúpulos que harán que se agraven las grietas de la sociedad".

Según Sánchez, los populismos nacionalistas "reaccionarios" son el principal desafío al que se enfrentan las democracias liberales, y ha achacado su avance a que se ha "olvidado" que la economía "debe estar siempre al lado de la gente".

Ha defendido que los progresistas son los únicos que exploran caminos hacia un nuevo pacto social, frente al modelo neoliberal que "llevó a la gran recesión", mezcla desregulación y liberalización y ha llegado a "su fin", así como el modelo conservador, proteccionista y provincial, que es "incapaz de ver el mundo como un espacio que pertenece a todos".

Reunión con ceos de microsofrt y arcelor mittal

Durante su presencia en el Foro de Davos, el presidente mantendrá varios encuentros con directivos de empresas tecnológicas de primer nivel a quienes trasladará el deseo del Gobierno español de trabajar de forma conjunta con el sector privado para situar a España a la cabeza de la revolución digital y establecer las políticas necesarias para atraer y promocionar el talento y crear oportunidades de empleo.

Antes de su intervención, Sánchez ha mantenido, acompañado de la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, dos reuniones bilaterales con los consejeros delegados de Microsoft, Satya Nadella, y de Arcelor Mittal, Lakshi Mittal.

La reunión con el presidente de Arcelor Mittal se ha centrado en el futuro del sector mundial del acero y las tensiones proteccionistas, y ha repasado los planes del Gobierno de España para la transición energética y las medidas de apoyo a empresas electrointensivas.

De su lado, la conversación con el consejero delegado de Microsoft ha versado sobre cómo situar a España en cabeza de la revolución digital y establecer las políticas necesarias para atraer y promocionar el talento, en especial el de mujeres y jóvenes sin brechas digitales, según ha indicado Sánchez en un tuit.

También se verá con los consejeros delegados de Microsoft, Booking.com, Facebook, IBM y Amazon Web Services.