Cuatro diferencias entre los proyectos de Díaz, Sánchez y López

18/05/2017

A tres días de la votación, los tres candidatos a liderar el PSOE, Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López, han presentado ya sus proyectos políticos en los que destacan algunas diferencias en cuanto al modelo de partido, la política de alianzas, la ubicación ideológica y el modelo económico.

1.- MODELO DE PARTIDO

-Pedro Sánchez: plantea un nuevo modelo de partido que da más poder y nuevos derechos a la militancia (entre ellos, el de la iniciativa política si la firma el 20 %); que cambia la metodología "arriba-abajo" por la de "abajo-arriba"; que da prioridad a la participación y la rendición de cuentas y aboga por incorporar a las ejecutivas el mayor número de miembros que solo ostenten ese cargo orgánico y no retribuido.

Propone que la revocación o censura de un secretario general sea motivada y acordada por un mínimo del 51 % de votos del Comité Federal (u órgano equiparable a otro nivel territorial) y que sea aprobada por la militancia en una consulta.

Defiende la "obligatoriedad" de consultar a la militancia los acuerdos de gobierno y de fijar un plazo máximo de 90 días para los mandatos de las gestoras.

Regula las primarias abiertas -en las que participan militantes y simpatizantes- para elegir a los candidatos a la presidencia del Gobierno de España y autonómicos, así como alcaldías y cabeza de lista al Parlamento Europeo.

Promete que la elección de los candidatos al Congreso, Senado, Parlamento Europeo, parlamentos autonómicos y ayuntamientos, a partir de una determinada población, se realice por el voto secreto y directo de los militantes y simpatizantes de su ámbito territorial.

Sánchez además ha incorporado a su programa propuestas de Patxi López como la doble vuelta en las primarias, el voto telemático y la elección del gerente del PSOE por votación de los delegados del Congreso.

-Patxi López: Rechaza el dilema entre democracia representativa y democracia directa y defiende que en el día a día del partido decidan los órganos, pero que ante decisiones muy relevantes se consulte a la militancia.

Propone que los militantes puedan decidir de forma directa en: la elección del secretario general, la moción de censura al secretario general, los acuerdos o coaliciones de gobierno, las revisiones del programa electoral, las acciones de relevancia política a realizar desde el Gobierno no recogidas en el programa electoral y cualquier cuestión propuesta por la mayoría del Comité Federal o el 20 % de la militancia.

En primarias, defiende prescindir de los avales en una primera vuelta y establecer una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados.

Plantea que el secretario general solo pueda ser removido de su cargo por la militancia en votación de censura, a propuesta del Comité Federal, o de confianza, a propuesta de él mismo.

Fija en seis meses el plazo máximo para las comisiones gestoras.

-Susana Díaz:

Defiende un partido con el poder repartido y con órganos de control que garantizan el equilibrio entre la Ejecutiva y el Comité Federal.

Sostiene que entender el PSOE es comprender que las primarias son para dar protagonismo a los militantes, no para otorgar poderes especiales a la figura del secretario general, y que no deben debilitar la representación del resto de órganos del partido.

Propone impulsar y regular las consultas a la militancia a propuesta de órganos colectivos o de un porcentaje significativo de los afiliados.

Los asuntos que se consultarían son: la elección de la Secretaría General, la moción de censura a la Secretaría General, los acuerdos de gobierno postelectorales y cualquier cuestión aprobada por el Comité Federal o por un porcentaje significativo de la militancia.

Plantea que las gestoras puedan durar nueve meses.

2.- POLÍTICA DE ALIANZAS

-Pedro Sánchez: Aboga por potenciar las alianzas con las organizaciones de los trabajadores y los sectores de la sociedad que impulsan políticas de progreso.

Da especial importancia a las relaciones del PSOE con los sindicatos, en particular con UGT y CCOO.

Dice no tener ningún problema con el pluripartidismo y que su desafío es ubicar al PSOE en ese nuevo contexto sin renunciar a liderar el cambio.

Apuesta por cimentar una alianza social de progreso que sustituya cuando antes al gobierno del PP en España.

-Patxi López: Afirma que el PSOE no tiene que mirar ni a Podemos ni al PP, con el que quiere que los pactos se limiten a las cuestiones de Estado: la reforma de la Constitución, la lucha contra el terrorismo y la proyección Exterior de España.

3.- UBICACIÓN IDEOLÓGICA

-Pedro Sánchez: Rechaza un PSOE que sea pragmático y solo moderadamente reformista, que se limite a ser un gestor más del actual modelo establecido, y apuesta por un PSOE con una ideología socialdemócrata sustentada en principios y valores, con un proyecto alternativo y crítico ante el actual modelo económico y social neoliberal.

-Patxi López: Considera que el centro político es parte de la derecha y no lo quiere para el PSOE, pero cree que el papel del partido es el de atraer la centralidad política española a la izquierda.

Rechaza que los socialistas sean la "muleta que atempera la gestión dolorosa de la derecha", pero también convertirse en "una minoría más en una suma confusa de minorías de izquierda".

-Susana Díaz: cree que el PSOE debe mantener sus valores y políticas, porque no son estas las que les han llevado a los peores resultados de su historia democrática, sino la pérdida de confianza en ellos.

Apuesta por consolidar un PSOE ganador desde los valores de la socialdemocracia.

4.- MODELO ECONÓMICO

-Pedro Sánchez: Aspira a transformar el modelo económico dominante trabajando al mismo tiempo en el plano nacional y europeo.

Aboga por una "evolución hacia una Renta Básica Universal" y por evaluar la viabilidad de un impuesto negativo sobre la renta.

Considera que la revolución tecnológica puede conducir hacia una sociedad sin escaseces, de la igualdad y el bienestar en armonía con los límites ecológicos del planeta y que para conseguirlo la socialdemocracia debe acelerar la "transición ecológica de la economía" y en particular la transición energética.

-Patxi López: Sostiene que hay que cambiar el modelo productivo hacia calidad, valor añadido y productividad y que es imprescindible cambiar la estrategia de creación de empleo de la derecha hacia un mejor empleo y más duradero.

-Susana Díaz: Cree que es necesario hacer reformas de largo alcance en la economía en el camino de la digitalización y la innovación.