Oleada de cancelaciones al Boeing 737

12/03/2019

Más de una docena de países prohíben el nuevo Boeing 737 en su espacio aéreo tras el accidente en Etiopía y el sufrido en octubre en Indonesia. Dos trágicos sucesos que conllevaron un balance mortal de 346 fallecidos.

Alemania ha ordenado la suspensión temporal de los vuelos comerciales con aviones Boeing 737 MAX, el mismo modelo que se estrelló este domingo cerca de Adís Abeba causando la muerte de 157 personas y en octubre en Indonesia dejando 189 fallecidos, según ha afirmado un portavoz del Ministerio de Transporte germano.

«La seguridad es lo primero. Hasta que no se resuelvan todas las dudas, he dispuesto que se prohíba el espacio aéreo alemán para el Boeing 737 MAX de inmediato», ha afirmado el ministro de Transportes alemán, Andreas Scheuer, en declaraciones a la cadena de televisión alemana NTV, después de que una docena de países y una veintena de aerolíneas hayan decidido dejar las aeronaves de este tipo en tierra.

La Autoridad de Aviación de Irlanda (IAA, en sus siglas en inglés) también ha decidido suspender temporalmente la operación de todas las versiones del avión Boeing 737 MAX en el espacio aéreo irlandés con efecto inmediato, tras «pérdida sin precedentes» en los accidentes ocurridos con dos aviones de este modelo en los últimos meses.

«Como actualmente no tenemos información suficiente del registrador de datos de vuelo (etíope), hemos emitido, como medida de precaución, instrucciones para detener cualquier vuelo comercial de pasajeros en Boeing 737 MAX de cualquier operador que llegue, salga o sobrevuele del espacio aéreo irlandés», señala en su nota.

Finalmente, la Dirección General de Aviación Civil de Francia (DGAC) ha decidido sumarse a la medida y prohibir a las aeronaves Boeing 737 MAX volar en el espacio aéreo francés, tras el fatal accidente ocurrido el pasado domingo con un avión del mismo modelo en Etiopía.

En Europa, doce compañías aéreas operan 55 aviones 737 MAX. La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, en sus siglas en inglés) dijo ayer que «evaluará el riesgo del modelo de aviones Boeing 737 MAX 8 y decidirá en base a información recibida sobre cualquier acción adicional a tomar», cuyo uso en la Unión Europea podría verse prohibido si se determina que no es seguro, aunque fuentes comunitarias han descartado a priori este escenario.

Expertos de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, en sus siglas en inglés) están en comunicación estrecha con las autoridades relevantes que están llevando a cabo la investigación, incluida la Administración Federal de la Aviación de Estados Unidos.