Vladímir Putin, este miércoles durante su intervención en un foro sobre energía en Moscú. / Alexey MAISHEV / AFP

Putin plantea a Europa retomar el envío de gas a través del Nord Stream 2

El presidente ruso sostiene que el gasoducto puede ser reparado y evita culpar a nadie del sabotaje que lo inutilizó

IÑIGO FERNÁNDEZ DE LUCIO

Cada vez falta menos para el invierno y Rusia puede seguir siendo uno de los principales suministradores de gas a Europa, como lo era antes de la invasión de Ucrania. Eso es, al menos, lo que ha deslizado este miércoles Vladímir Putin, que ha participado en un foro energético en Moscú. El presidente ruso ha ofrecido retomar el envío de gas natural a través del Nord Stream 2, un proyecto aparcado por razones políticas y que Moscú intenta reivindicar ahora tras los recientes actos de sabotaje en el mar Báltico.

Como consecuencia de los ataques, que tanto Suecia como Alemania están investigando, tres de las cuatro tuberías pertenecientes a los gasoductos Nord Stream 1 y 2 quedaron dañadas (cada una de las infraestructuras cuenta con dos conductos que discurren paralelos). Según ha expuesto Putin, un conducto del Nord Stream 2 podría volver a funcionar, con una capacidad para transportar 27.500 millones de metros cúbicos (bcm) de gas, aproximadamente el 8% del consumo de la Unión Europea (UE). En 2021, antes de la guerra, España, por ejemplo, consumió 34 bcm; Francia 42; y Alemania 96, según datos de la empresa de consultoría 'Enerdata'.

Ninguno de los dos gasoductos funcionaba en el momento del sabotaje, aunque ambos contenían gas. Rusia interrumpió el suministro a través del primero a principios de septiembre en respuesta a las sanciones occidentales, mientras que el segundo nunca entró en funcionamiento por decisión de Alemania en un contexto de fuerte controversia internacional.

El presidente de Rusia, que ha comparecido este miércoles en un foro sobre energía, ha afirmado que el sabotaje del Nord Stream sienta un «peligroso precedente»y tiene como objetivo enturbiar aún más las relaciones con la Unión Europea, según las agencias de noticias oficiales.

En su discurso, Putin ha evitado culpar a nadie del sabotaje, pero sí ha citado a Ucrania, Polonia y Estados Unidos como los principales beneficiarios, estos dos últimos países porque ganarían relevancia como países de origen o tránsito de la energía.

Sin embargo, ha asegurado que Rusia podrá colocar su gas en el mercado mundial gracias a las conexiones que siguen abiertas con China y con Turquía, al igual que ha descartado consecuencias para las exportaciones de petróleo, que prevé que sigan igual al menos hasta 2025.

Un hub gasístico en Turquía

El líder ruso, asimismo, ha planteado como alternativa crear un hub internacional en aguas turcas en el Mar Negro. «Podríamos trasladar el volumen de gas perdido de los Nord Streams a través del fondo del Mar Báltico hasta el Mar Negro y crear una ruta alternativa para el suministro energético hacia Europa a través de Turquía, creando el mayor hub gasístico para Europa en Turquía», ha afirmado en su intervención.

«Eso, claro, si nuestros socios están interesados. Y si es viable económicamente, por supuesto», ha puntualizado, dando a entender que exigiría unas fuertes medidas de seguridad para evitar otro sabotaje.

El ministro tuco de Energía, Fatih Donmez, presente en el mismo foro, ha afirmado que no conocía al propuesta pero que el Ejecutivo turco la discutiría.

Europa está haciendo desde el comienzo de la invasión un importante esfuerzo por depender del gas ruso. En estos momentos las reservas de gas de la UE están casi al máximo, pero los esfuerzos por buscar fuentes de energía alternativas al gas ruso son constantes, en un contexto en el que el precio del gas se ha disparado y el temor a un racionamiento en invierno es patente.

Putin ha asegurado que Europa es la responsable de la crisis energética, debido a las políticas que privaron de inversión a las industrias del petróleo y el gas. También ha añadido que poner un tope a los precios de los hidrocarburos, una medida que se está discutiendo en el seno de la UE, lo único que hará es empeorar la situación.