Un barco se asienta sobre un coche en Fort Myers, Florida. / efe

Ascienden a 45 los muertos en Florida por el huracán 'Ian'

La Guardia Costera prosigue con los rescates en áreas «irreconocibles» y Biden avisa de que la reconstrucción «llevará meses, años»

IVIA UGALDE

«Apenas estamos empezando a ver la magnitud de la destrucción. La reconstrucción llevará meses, años». Así describía este sábado el presidente estadounidense, Joe Biden, el estado de calamidad en el que ha quedado Florida tras el paso del huracán 'Ian', el más destructivo y mortífero de toda su historia. Los fallecidos ascienden ya a 45, según informó la CNN, pero el balance no deja de subir a medida que la Guardia Costera prosigue con los rescates en los lugares más afectados por el fenómeno, degradado a ciclón tropical la noche del viernes tras tocar tierra en Carolina del Sur.

Los equipos de emergencia continuaban recorriendo este sábado en barcos las zonas inundadas para conocer la suerte de los residentes que quedaron atrapados en sus casas. «Estamos operando en áreas que son irreconocibles. No hay señales de tráfico. Los edificios que alguna vez fueron puntos de referencia en la comunidad ya no están», relataba a medios locales un miembro de la Guardia Costera, que cifraba en 275 las intervenciones realizadas en Florida desde la llegada de 'Ian' el miércoles con casi categoría 5, la mayor escala de destrucción.

La ciudad de Fort Myers, «epicentro» de la tragedia, según el gobernador Ron DeSantis, ofrecía una estampa sobrecogedora, en especial la parte del pueblo que está a orillas del mar, en Estero Island. Imágenes captadas por helicópteros mostraban decenas de barcos varados en las calles -algunos amarrados todavía a un pedazo de atracadero- mientras coches que fueron arrastrados por el huracán flotaban en una bahía cercana. «Hay que volver a empezar. Nos va a llevar mucho tiempo, así que tenemos que recuperar las fuerzas», contaba a la AFP Rich Gibboni, uno de los muchos habitantes que perdió su vivienda.

Amenaza de tornados

El Centro Nacional de Huracanes (CNH), por su parte, reportó inundaciones repentinas en partes de Carolina del Norte y del Sur y el sureste de Virginia tras tocar tierra 'Ian', muy debilitado, la noche del viernes cerca de Georgetown y dejar sin luz a unos 575.000 hogares y empresas. El meteoro también amenazó hasta la mañana de este sábado con tornados en estas zonas, así como en el sureste de Virginia. Entretanto, más de 1,5 millones continuaban sin servicio eléctrico en Florida.

El pronóstico del CNH es que 'Ian' se disipara por completo esta madrugada, aunque se mantendrá el riesgo de lluvias e inundaciones «moderadas» en el centro de los Apalaches y el noreste de Estados Unidos.