Dudas sobre si el atentado fue real

    Cargando reproductor ...
06/08/2018

El Frente Amplio Venezuela Libre ha cuestionado que el «confuso evento» ocurrido el sábado por la tarde (hora local) mientras el presidente del país, Nicolás Maduro, pronunciaba un discurso en un acto militar en Caracas sea realmente un atentado, tal y como definió el Gobierno, y expresó su temor a que las autoridades lo usen a modo de «excusa» para «profundizar la represión».

«El día de hoy [el sábado, para el lector] ocurrió un evento irregular en la Avenida Bolívar de Caracas mientras Nicolás Maduro daba un discurso a funcionarios de la Guardia Nacional, acompañado de varios miembros de su Gabinete», relató en un comunicado el Frente Amplio, que reúne a la oposición venezolana.

En pleno discurso de Maduro se escucharon unas explosiones que obligaron a la guardia presidencial a evacuar al líder chavista y a su Gobierno. En la calle, los uniformados, que estaban en formación militar, huyeron en estampida. Al menos siete efectivos resultaron con distintas heridas.

Soldados de Franelas, un grupo que estaría formado por militares contrarios al Gobierno, reivindicó la autoría de este ataque en Twitter. La Operación Fénix, explicó, consistía en «sobrevolar dos drones cargados con C4 el palco presidencial», pero «francotiradores de la Guardia de Honor derribaron los drones antes de llegar al objetivo».

El Gobierno, por su parte, denunció un intento de asesinar a Maduro que atribuyó a una «conspiración extranjera».

De acuerdo con su relato, la «ultraderecha» venezolana y colombiana se han aliado orquestados por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para derrocar al chavismo, algo que la Casa de Nariño ya ha negado.

El Frente Amplio reprochó a Maduro que «rápidamente calificó el hecho como un atentado y acusó de forma genérica, irresponsable y sin prueba alguna a la oposición venezolana, es decir, a todos los venezolanos que nos oponemos y criticamos la gestión de su Gobierno».

En su opinión, «aún está por verse si realmente fue un atentado, un accidente fortuito o alguna de las otras versiones que circulan por redes sociales», por lo que «lo responsable sería esperar a que se realicen las investigaciones pertinentes». No obstante, admitió que «es muy difícil creer lo que digan los burócratas del régimen».

En este sentido, llamó la atención sobre el hecho de que «las primeras reacciones del Gobierno no están dirigidas a esclarecer estos hechos, sino a aprovechar la situación para atacar de manera irresponsable a la oposición, en genérico, y para tratar de desviar la atención del verdadero problema que preocupa y afecta al país, que es la tragedia humanitaria y la catástrofe económica y social».

Así, advirtió sobre el supuesto «intento del Gobierno de aprovechar este suceso para intentar quitar el foco de la atención pública nacional e internacional sobre la crisis social y económica, criminalizar a quienes legítima y democráticamente se le oponen, profundizar la represión y la violación sistemática del Estado de Derecho».

«Alertamos igualmente de que este confuso evento pueda ser utilizado como excusa para suprimir el derecho constitucional que tiene el pueblo a seguir protestando por la defensa de sus derechos», añadió la plataforma opositora.

En este contexto, el Frente Amplio reclamó una «solución democrática y constitucional» y reiteró que para conseguirla «seguirá acompañando al pueblo en sus justas protestas y legítimas manifestaciones de descontento». «No nos distraeremos en nuestra lucha», recalcó.

«Irrestricta lealtad». La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela declaró ayer su «irrestricta lealtad» a Nicolás Maduro tras el atentado que el presidente sufrió el sábado cuando participaba en un acto con militares en el centro de Caracas.

«Bajo ninguna circunstancia aceptaremos que sea vulnerada la soberanía nacional, permaneceremos incólumes y aferrados a las convicciones que nos caracterizan, apoyando de manera incondicional y con irrestricta lealtad a nuestro comandante en jefe (Nicolás Maduro)», dijo al leer un comunicado el ministro de defensa, Vladimir Padrino.

De acuerdo con los militares venezolanos, el supuesto ataque contra Nicolás Maduro, que calificaron como «barbarie», es «un paso desesperado que forma parte de los planes desestabilizadores cuyo objetivo es cambiar mediante mecanismos no constitucionales el gobierno legítimamente constituido y electo por voto popular» del actual presidente del país.

«Ningún gobierno que procure instaurarse por vías no democráticas contará con el apoyo de la FANB, y cualquier grupo que lleve a cabo actos criminales de este tipo recibirá una respuesta contundente de nuestra parte», añade el texto, hecho público este domingo.