EE.UU. niega su implicación en el presunto ataque contra Maduro

05/08/2018

Un alto funcionario de la Casa Blanca negó que Estados Unidos estuviera detrás del presunto ataque con drones que se produjo el sábado contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un desfile militar.

"Puedo decir inequívocamente que no hay participación del gobierno de Estados Unidos en esto, en absoluto", afirmó hoy John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, en una entrevista con la cadena Fox News.

De hecho, Bolton sugirió incluso que el propio Gobierno de Maduro podría estar detrás de la explosión.

"Podría haber muchas cosas (detrás de lo sucedido)", incluido un "pretexto" orquestado por el régimen de Maduro para acusar a terceros, dijo Bolton, quien agregó que no hubo estadounidenses heridos en la explosión.

Asimismo, Bolton se mostró abierto a que las autoridades venezolanas faciliten a Estados Unidos cualquier tipo de información que pueda estar vinculada al episodio y, en el caso de que suponga una violación de las leyes estadounidenses, pueda ser investigado.

"Si el gobierno de Venezuela tiene información fehaciente que quieren presentarnos que muestre una posible violación de la ley penal de los EE. UU., la analizaremos seriamente", agregó el asesor del presidente Donald Trump.

Nicolás Maduro ha culpado en numerosas ocasiones a Estados Unidos de urdir un complot en contra de su Gobierno, aunque en esta ocasión atribuyó la autoría del presunto atentado al presidente saliente colombiano, Juan Manuel Santos, y a la "ultraderecha" de Colombia y Venezuela.

Según el ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, el atentado se produjo con "artefactos voladores de tipo dron que contenían una carga explosiva".

El ministro explicó que varios drones detonaron en las cercanías de la tarima donde Maduro ofrecía un discurso con motivo de la celebración de los 81 años de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

Un supuesto grupo anónimo se pronunció en Twitter para atribuirse la autoría de la "Operación Fénix", nombre con el que se ha referido al atentando.

Los presuntos autores, que se denominan "Soldados de Franela", aseguran en esa red social que son un conjunto de "militares y civiles patriotas y leales al pueblo de Venezuela (...) basados en argumentos legales y constitucionales".