Un misil balístico intercontinental mostrado el pasado abril, durante los actos para celebrar el 90 aniversario de la República Popular Democrática de Corea del Norte / AFP

Corea del Norte continúa con su escalada bélica y lanza cuatro misiles en aguas del mar de Japón

Corea del Sur y Japón alertan de que estos proyectiles podrían ser capaces de portar ojivas nucleares

T. NIEVA

Continúa la escalada de tensión en el mar de Japón. Apenas 24 horas después de que las dos Coreas intercambiasen decenas de misiles, las Fuerzas Armadas de Seúl han alertado de que Pyongyang ha llevado a cabo este miércoles el lanzamiento de un cuarto misil a aguas de este mar, también conocido como mar del Este. Poco antes, el régimen de Kim Jong-un ha lanzado un misil intercontinental y otros dos de corto alcance que podrían contar con la capacidad de portar ojivas nucleares.

El Gobierno surcoreano, que no ha detallado las características de este último ensayo balístico, ha advertido de que los misiles lanzados con anterioridad podrían tener capacidades nucleares y recorrer miles de kilómetros. El primer misil lanzado este jueves es un proyectil intercontinental, mientras que los otros dos son de corto alcance y habrían sido disparados desde Kaechon, que se encuentra a unos 90 kilómetros de la capital, Pyongyang.

No obstante, las autoridades surcoreanas barajan la posibilidad de que los misiles de corto alcance sean en realidad de medio alcance, según informaciones de la agencia de noticias Yonhap.

Tanto los misiles de largo alcance como los que abarcan distancias intermedias pueden portar ojivas nucleares. Las resoluciones aprobadas por Naciones Unidas prohíben a Corea del Norte llevar a cabo, precisamente, ensayos balísticos con proyectiles de este rango.

El ministro de Defensa japonés, Yasukazu Hamada, ha señalado que el primero de los misiles ha sobrevolado el territorio nipón antes de caer en aguas del mar del Japón. Además, ha alertado de que uno de los misiles ha desaparecido de los radares del Ejército, una cuestión que ya está siendo investigada.

Corea del Norte acusa regularmente a Estados Unidos de preparar ataques junto a las fuerzas surcoreanas en la región, algo que ha sido rechazado por ambas partes. Washington cuenta actualmente con unos 28.500 efectivos estacionados en Corea del Sur.