Premios al Valor Social

Ver, oír y sentir de forma distinta

17/02/2017

La Fundación Cepsa entregó este jueves sus Premios al Valor Social a siete entidades del Archipiélago que trabajan para mejorar la integración en la sociedad y la calidad de vida de las personas que en Canarias ven, escuchan, sienten o padecen alguna enfermedad que los hace diferentes. Estas entidades fueron elegidas entre las 49 que concurrieron a la convocatoria en 2016.

Si hubo un discurso que simplificó el significado de los Premios al Valor Social que la Fundación Cepsa entregó este jueves fue el de la responsable territorial de la Asociación de Sordociegos de España (Asocide Canarias), una de las siete entidades galardonadas este año. «No todos oímos ni vemos de la misma forma», llamó la atención Tania Izquierdo sobre lo que significa ser diferente cuando se padece una discapacidad o una enfermedad.

Tania Izquierdo explicó cómo hacen los sordociegos para «salir del aislamiento, la soledad, la oscuridad y el silencio en el que viven» y agradeció el premio porque gracias a él, dijo, Asocide podrá contratar a una persona, que además es sorda, para «ayudar a sus compañeros sordociegos a transmitir lo que sienten».   

Como ella, el resto de representantes de las entidades que este año recibieron el premio al Valor Social relataron, uno a uno, como el cheque  que la Fundación Cepsa acompaña el galardón que les ha entregado (61.000 euros en total) les va a servir para trabajar con los más pequeños y sus familias para mejorar la calidad de vida de los niños con hemofilia, en el caso de la Asociación  de Hemofilia en la Provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ahete), o como la Fundación Canaria Oliver Mayor contra la Fibrosis Quística ofrecerá un servicio de fisioterapia respiratoria, imprescindible para evitar que las secreciones pulmonares que provoca esta enfermedad genética no deriven en infecciones y, de esa manera, mejorar la calidad y la esperanza de vida de quienes la padecen.  La responsable de este proyecto, Isabel Salua, destacó la importancia de este servicio porque «Canarias es de las pocas comunidades autónomas que no tiene una unidad específica para esta enfermedad», que afecta a uno de cada 3.500 niños nacidos en las Islas y del que una de cada 25 personas son portadoras, aunque sanas.

También fueron galardonados, la Asociación de Salud Mental (Atelsam), la entidad AFES Salud Mental, la Fundación Adsis. El premio especial del empleado fue otorgado a la Asociación de Padres de Personas con Autismo de Tenerife (Apanate).