Repsol ve «mucha confusión» en torno a las prospecciones

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ

Repsol mantiene su política de prudencia ante la posibilidad de que el ministerio de Industria, Energía y Turismo le autorice a hacer sondeos para buscar petróleo frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote, pero apela al rigor a la hora de hacer valoraciones sobre los potenciales riesgos que conllevan las prospecciones.

La compañía entiende que se ha generado «mucha confusión» en torno a las condiciones técnicas de los sondeos, a partir de algunas declaraciones de los presidentes de los Cabildos afectados, cuya postura contraria a la búsqueda de petróleo considera «absolutamente respetable» siempre que se base en justificaciones reales.

Fuentes de Repsol mantienen que «se han dicho muchas cosas que no son ciertas» sobre el borrador del decreto de autorización, como que unas de las prospecciones estaría a 13 kilómetros de la costa. «Una cosa es la cuadrícula, que abarca una gran superficie marina, y otra es el punto en que se vaya a hacer la prospección, y no hay ninguno previsto a menos de 50 kilómetros», señalan.

La petrolera recuerda que el debate se centra en el ámbito de la investigación, no de la producción ni explotación, y asegura que la compañía sustenta su criterio «exclusivamente en datos» procedentes de los estudios geológicos y de los informes de los ingenieros.

Texto íntegro en la edición impresa de Canarias7. También tiene la opción de adquirir el periódico en PDF https://www.canarias7.es/servicios/suscribepdf.cfm