Mesa y López, peatonal del Arsenal a la plaza de España

ETIQUETAS:

El Ayuntamiento presentará en dos semanas al Cabildo su propuesta para Mesa y López, que pasa por peatonalizar todo el tramo entre la Base Naval y la plaza de España. La intención del grupo de gobierno es dejar toda la calle al mismo nivel, manteniendo solo el carril para el transporte público y el acceso a las viviendas de los residentes.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, explicó a este periódico que en dos semanas presentará al Cabildo de Gran Canaria el plan director de la zona comercial abierta Mesa y López, en el que se apuesta por peatonalizar los dos sentidos de la avenida principal, empezando por el tramo entre la Base Naval y la plaza de España.

"Mi intención es que todo sea peatonal", adelantó en referencia a la postura que defenderá el Ayuntamiento en esta reunión, "a ver si técnicamente resulta posible".

El texto del plan apuesta por esta solución como forma de potenciar el tejido comercial y mejorar los recorridos peatonales en la zona y el desplazamiento en transporte público, ya que en estos momentos "el espacio público viario es escaso". De acuerdo con los datos contenidos en el documento, no solo existen problemas porque "los vehículos aparcados ocupan en algunas calles más del 40% del espacio disponible en detrimento de otros usos (peatonal, tráfico, etcétera)", sino que además, "reducen la capacidad de la vía en muchos casos en más del 50%, con especial incidencia en los transportes públicos".

La propuesta consiste en crear una plataforma única, es decir, que toda la calle esté al mismo nivel. Así, los 8,7 metros de que dispone el vehículo privado en estos momentos (en sentido oeste-este) se entregarán al completo al transporte público (que gana un 55% de superficie respecto a la situación actual) y al peatón, cuyo espacio exclusivo crecerá un 22% de superficie.

Con estos cambios, y yendo desde los laterales de la calle hacia las ramblas, la nueva avenida quedaría como sigue: dos espacios peatonales de cinco metros de ancho cada uno, frente a los poco más de dos metros de media que hay en estos momentos; luego vendrían los carriles exclusivos de guagua y la vía de servicio para los residentes, que garantizan siete metros de plataforma por los dos lados; y por último, un nuevo espacio peatonal de 10,5 metros de ancho, que es el mismo que ahora ocupa la rambla central de Mesa y López, pero que tiene como sustancial diferencia el hecho de que estará al mismo nivel que el resto de la vía.