Ryanair retirará en enero 9 aviones de Canarias y eliminará 6.800 plazas diarias

La aerolínea confirmó ayer el cierre de cuatro bases. A las de Gran Canaria, Tenerife Sur y Girona sumó la de Lanzarote. Retirará de las islas nueve aparatos y aplicará un ERE sobre 512 trabajadores, de los que un 70% están en el archipiélago

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

Ryanair confirmó ayer que cerrará cuatro de sus bases en España. A la de Girona, Tenerife Sur y Gran Canaria, y de cuyo cierre habían alertado los representantes sindicales pero que no había sido admitido por la compañía -hasta ayer-, se suma ahora la base de Lanzarote. Con este cierre Ryanair se llevará a partir del 8 de enero de Canarias nueve aviones -cuatro de Tenerife, tres Gran Canaria y dos Lanzarote-, lo que derivará en la perdida de casi 6.800 plazas diarias.

La aerolínea opera desde Canarias unas 150 rutas y conecta con más de 20 países. Desde Ryanair se ha asegurado que el cierre no supondrá desaparición de rutas pero sin duda sí implicará un recorte de las frecuencias, sobre todo si en el aeropuerto de destino no existe base. Los representantes de los trabajadores lo tienen claro»: «La aerolínea asegura que no habrá pérdida de vuelos cuando va a sacar nueve de Canarias que suponen más de un millón de plazas entre Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote. Es un problema de conectividad para los residentes y los turistas», indicó ayer Jairo Gonzalo, secretario de Organización de USO en Ryanair.

El cierre de las cuatro bases supondrá además el despido de 512 trabajadores (entre tripulantes de cabina y pilotos), de los que el 70% están en Canarias (156 en Tenerife Sur; 110 en Gran Canaria y 82 en Lanzarote). 164 se vinculan a la base de Girona. La aerolínea prevé llevar a cabo el recorte con un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Los representantes sindicales negociaban ayer en Madrid con Ryanair los servicios mínimos de la huelga convocada para todos los fines de semana de septiembre -la reunión acabó sin acuerdo y será Fomento quien los fije- cuando se enteraron que la aerolínea había comunicado por correo electrónico a los trabajadores el cierre de las bases. En esos correos la dirección justifica los cierres de las cuatro bases en España por el brexit duro, el retraso en la llegada de hasta 30 aviones Boeing 737 Max y la caída de beneficios respecto a los dos últimos años (la aerolínea ganó 1.020 millones en su último año fiscal, un 29% menos, si bien sus ingresos siguen al alza, hasta los 7.560 millones).

Gonzalo asegura que las justificaciones son solo excusas y que lo que está haciendo Ryanair es desmantelar las bases en España «porque aplicar la legislación laboral española le sale más caro que contratar nuevas tripulaciones a través de otras empresas donde las condiciones son más precarias». Y pone un ejemplo: «¿Cómo se explica sino que el mismo día que anuncia el cierre de bases publique ofertas para Laudamotion (aerolínea propiedad de Ryanair) en Madrid y Barcelona»?, se pregunta.

«Ryanair se burla de España»

El secretario de Organización de USO en Ryanair, Jairo Gonzalo, asegura que los cierres de bases y despidos de Ryanair no se justifican y confía en que las autoridades españoles pidan explicaciones a la aerolínea irlandesa. «Esperamos que de una vez por todas nuestros gobernantes actúen y obliguen a Ryanair a cumplir la ley porque ya está bien de tanta tomadura de pelo. Nuestros políticos no pueden aceptar que Ryanair siga burlándose de nuestro país», reivindica Gonzalo.

Dado que la reunión de ayer entre los representantes sindicales y la compañía para fijar los servicios mínimos concluyó sin acuerdo, ahora será el Ministerio de Fomento quien los fije. En anteriores convocatorias se han fijado en el caso de Canarias un 90% en los vuelos domésticos y un 60% en internacionales.