Los empresarios piden medidas ante el cierre de bases de Ryanair

22/08/2019

Reclaman a los gobiernos de España y Canarias que actúen de forma conjunta para paliar la pérdida de conectividad de las islas con algunos de sus principales destinos turísticos.

ETIQUETAS:

Europa press / santa cruz de tenerife

El Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST) reclamó ayer a los gobiernos de España y de Canarias que actúen de forma conjunta ante el anunciado cierre de las bases de Ryanair. Así lo puso demanifiesto la agrupación empresarial en un comunicado en el que mostró su preocupación ante el «más que probable» debilitamiento de la conectividad de la isla con algunos de sus principales mercados turísticos.

De esta manera, pidió que activen o refuercen acciones en diferentes ámbitos y con distintas líneas de actuación que ayuden a despejar las incertidumbres y a reconducir las decisiones que se han anunciado por parte de determinadas compañías aéreas.

«O, en su caso, -agregó el CEST- a trabajar en opciones alternativas que mitiguen posibles decisiones no deseadas por parte de algunas de esas empresas».

Con todo, consideró que situaciones como la de Ryanair -con 600.000 plazas en el caso de Tenerife- exigen conocer de forma más amplia y nítida cuál es la intención última de la compañía, dado que aunque confirmó a sus sindicatos que a partir del 8 de enero cerrará sus bases en Gran Canaria y Tenerife Sur, «no se tiene constancia de si finalmente lo harán y en su caso sobre cuántas plazas, frecuencias o rutas se verían afectadas por el anunciado cierre de dichas bases en nuestro archipiélago».

«En este orden de cosas, desde el CEST se recuerda que está en juego no solo la posibilidad de que la conectividad de Tenerife sufra un retroceso, sino también el futuro de cientos de puestos de trabajo directos o de empleos vinculados a empresas auxiliares», matizó. Por su parte, propuso al Gobierno de Canarias, y al resto de instituciones públicas, que sitúen la conectividad de la isla con sus principales mercados tanto en el extranjero como con la península en lo alto de su agenda de prioridades y preocupaciones.

Al respecto, el presidente del CEST, Roberto Ucelay, dijo que «en el Gobierno hay equipos que conocen y han trabajado satisfactoriamente las necesidades que tenemos en este terreno, pero dadas las incertidumbres que se han disparado de semanas o meses a esta parte, es imprescindible ir a más en el seguimiento de las decisiones de las compañías que más pesan en la conectividad de la Isla».