Efe

Sin acuerdo entre Trabajo, sindicatos y empresarios para impulsar el Estatuto del Becario

La norma tiene el objetivo de regular los periodos de enseñanza y su relación con el trabajo en las compañías

E. MARTÍNEZ Madrid

Gobierno, sindicatos y empresarios (CEOE) se reunieron este lunes para abordar de nuevo las claves del Estatuto del Becario que se debaten desde hace meses. La mesa de diálogo social quería dar un «impulso potente y definitivo» al texto, cuyo objetivo es regular los periodos de enseñanza y su relación con el trabajo en las empresas que realizan los jóvenes.

Pero el acuerdo sigue sin materializarse. Fuentes de CEOE aseguran que tras más de tres horas reunidos en el Ministerio de Trabajo los agentes implicados no han finalizado el texto porque hay falta de consenso en propuesta, por lo que se han limitado a retomar la mesa de diálogo y establecer una nueva reunión próximamente. Explican que el ministerio se ha comprometido a presentar una nueva propuesta para tratar de acercar posiciones y «superar algunos de los puntos de desencuentro».

Los empresarios comparten la necesidad de regular la figura del becario y darle mayores garantías, dado que los periodos de formación no pueden sustituir puestos de trabajo. Pero discrepan en asuntos como la exclusión de las prácticas académicas externas o cuestiones que pueden introducir mayor inseguridad jurídica como el texto relativo a la presunción de laboralidad o el referido a las prácticas habilitantes para el ejercicio de una profesión, señalan desde CEOE.

La intención del Ministerio de Trabajo era «impulsar» el Estatuto del Becario de forma definitiva. Así lo manifestó el pasado viernes el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, quien aseguró que el propósito del ministerio es «intentar que el Estatuto del Becario cuenta con el mayor respaldo posible». Y es que el pasado mes de octubre transcendió un texto al que los sindicatos daban su visto bueno pero no así la CEOE. El Gobierno asegura que trabajará para que tanto sindicatos como empresarios «den su respaldo a la norma que regulará los periodos de enseñanza», señaló Pérez Rey.

El borrador de la norma que transcendió hace unos meses recogía que el número de personas en formación práctica en empresas no podrá superar el 20% de la plantilla de cada compañía con carácter general, aunque «cualquier empresa podrá concertar formación práctica con dos personas, con independencia del número de personas de plantilla». Este último punto está pensado para las empresas más pequeñas y los autónomos. La CEOE puso en su momento reparos a la definición de becario que se había establecido al considerar que quien no encajara en ella se entendería como asalariado y pidió clarificar este punto.

Para el Ministerio de Trabajo esta norma en la que llevan trabajando meses es «muy importante» y anuncian que harán «todos los ajustes necesarios» para que cumpla con el objetivo de «poner freno a las becas irregulares» como fórmula de acceso al trabajo. La idea es ofrecer un mecanismo de protección para las miles de personas que cada año hacen prácticas en cualquier tipo de empresa.