Imagen y vídeo de la protesta. / cober

Protesta sindical en el aeropuerto de Gran Canaria

La convocatoria de piquete laboral informativo de CCOO coincide con el inicio de las vacaciones de Semana Santa

CANARIAS7

El Skal Internacional de Turismo de Gran Canaria lamenta que el aeródromo grancanario vuelva a «rehenizarse» por motivo de esta nueva acción sindical, por lo que ha inicidado este miércoles una protesta sindical, anunciada ayer por CCOO, en el aeropuerto de Gran Canaria coincidiendo, además, dicho piquete con el inicio de las vacaciones festivas de Semana Santa.

«Viniendo de un 0 turístico absoluto motivado por la pandemia, que ha paralizado por completo nuestro principal motor económico, y que ha hibernado, los últimos dos años, a miles de trabajadoras y trabajadores en el archipiélago, resulta un contrasentido social y económico que, ahora que empezamos a recuperar niveles de actividad turística (y, por tanto, de empleo) casi similares a 2019, la bienvenida con la que se encuentren nuestros visitantes, este miércoles santo, sea la de un nuevo piquete laboral en el aeropuerto», señalan desde Skal.

«Con información de vuelos de Aena en la mano», continúa la nota, «sólo en la franja horaria de la convocatoria del referido piquete, está previsto que aterricen en la isla vuelos procedentes de Londres, Edimburgo, Dublin, Düsseldorf, Lisboa, Berlin, Estocolmo, Katowice y Varsovia, además de los de Madrid, Sevilla y Málaga, en clave nacional; y sin olvidar los vuelos interinsulares. Y, lamentablemente», prosiguen desde la asociación de profesionales turísticos, «lo que presumiblemente se encontrarán nuestros visitantes, como primera imagen de Gran Canaria, en plena Semana Santa, es la de la algarabía propia de este tipo de convocatorias sindicales».

«Sólo confiamos que dicha concentración sindical no afecte, por extensión, a los distintos tipos de servicios en tierra (recogidas de equipajes y/o servicios de transporte público, entre otros). Ni que mucho menos impida a los trabajadores que opten por no unirse a la manifestación prevista, desarrollar con normalidad su jornada laboral».

Desde el SKAL Internacional de Turismo de Gran Canaria, a través de su presidente, David Morales, se aclara que «por supuesto respetamos absolutamente la actividad sindical general en pro de la defensa legítima de aquellos derechos laborales que considere y estime cualquier sindicato. Pero sólo pedimos que cualquier posible discrepancia de ámbito laboral se lleve a las preceptivas mesas de análisis y negociación síndico-empresariales y/o institucionales, en lugar de estar utilizando nuestros aeropuertos para este tipo de reclamaciones laborales».

La nota remitida desde el Skal Club concluye señalando que «somos islas. Y nuestra economía y nuestro empleo sólo tienen una vía de entrada: nuestros aeropuertos, -además de nuestros puertos-. La pandemia ni siguiera ha acabado, aún vayamos avanzando en eliminación de restricciones. La injustificada e inmoral guerra de Ucrania genera –como efecto económico colateral- el consabido incremento de precios que también acaba afectando a la carestía de los billetes aéreos. Y los destinos competidores que abren en verano –Baleares, Turquía o Grecia- o bien están a menos horas de vuelo, y, por tanto, los billetes de avión son más baratos. O bien generan un escenario de guerra de precios que acaba afectando a los niveles ocupacionales que se alcanzan en Canarias, y, por consiguiente, también afecta a los posibles niveles de empleo en las islas».

«No se debe dar aún por sentado que el excelente dato de ocupación de esta Semana Santa se vaya a prolongar 'per se' en los próximos meses. Hay optimismo, pero a la vez mucha cautela. Y situaciones como las de piquetes y/o huelgas en nuestros aeropuertos claro que afectan al nivel de nuestros servicios, a nuestra imagen como destino, y a la decisión de compra de miles de turistas», terminan indicando desde Skal.