La provisión de los cruceros en el puerto de La Luz no llega al 1%

17/05/2019

Estos buques traen los productos de consumo directo en contenedores desde Alemania y cargan aquí solo algo alimentos frescos, agua y gases. Los operadores portuarios buscan subir las ventas

El aprovisionamiento de mercancías a buques mueve en el puerto de Las Palmas en torno a 500 millones de euros. Los barcos que pasan por Canarias, en sus rutas hacia el sur y el norte, aprovechan este puerto europeo para abastecerse de todo tipo de productos, incluido frescos que proceden del sector primario local como huevos, ajos, cebollas, papas y queso. De esta forma, juegan los provisionistas de buques un papel importante en las ventas del sector primario insular.

La excepción son los cruceros. Este tipo de buques, que en 2018 movieron en el puerto de Las Palmas 673.000 cruceristas, apenas compran en las islas. Los productos de consumo directo para las travesías llegan a La Luz a bordo de contenedores en otros barcos desde Alemania y en en el puerto de Las Palmas lo único que se hacer es cargarla a bordo. Sus compras se limitan a algo de producto fresco (sobre todo verduras), agua y gases pero ni su porcentaje no llega ni siquiera al 1% del total.

Así lo indicó ayer el presidente de la Asociación de Provisionistas de Buques de Las Palmas (Provicanarias), Carlos Díaz, quien calificó de «simbólicas» las compras que navieras y compañías de cruceros realizan en Las Palmas. Según explicó, estas empresas tienen sus compras centralizadas y apenas adquieren producto en los mercados locales.

Desde Provicanarias se aspira a cambiar esta situación y lograr que los cruceros vean al puerto de Las Palmas como el lugar en el que abastecerse, como hacen el resto de buques. Para ello, su responsable mantuvo ayer un encuentro con el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Juan José Cardona, y el director comercial del organismos, Juan Francisco Martín, y los responsables del área de comercio y agricultura del Cabildo de Gran Canaria, Minerva Alonso, y Miguel Hidalgo. Tras el encuentro, Cardona anunció que la Autoridad Portuaria contratará asistencia técnica para desarrollar un plan que logre el objetivo de introducir más producto agroalimentario canario en los cruceros. «Se trata de poner, desde una perspectiva profunda, negro sobre blanco para trazar una línea de trabajo seria y profesional», indicó Cardona.

El presidente del Puerto confió en que el informe técnico esté listo para después del verano y a partir de ahí se pueda empezar a trabajar con navieras y compañías de cruceros para hacerles ver las ventajas de adquirir producto canario. Según dijo Díaz, en calidad y precio el producto canario es competitivo.

La paradoja del crucero: trae el plátano de Canarias desde Alemania

Las compras que realizan navieras y compañías de cruceros en Alemania y que llegan al puerto de Las Palmas en contenedor para su carga y con el fin de abastecer a los pasajeros durante el viaje plantea situaciones paradójicas como que incluya plátano de Canarias. «En lugar de comprarse directamente aquí con el ahorro de coste que supondría, el plátano viaja hasta Europa y desde allí regresa a Canarias en los palés de los cruceros», señaló ayer el presidente de la patronal Oneport (a la que está asociada Provicanarias), José Mayor. «Hay vinos españoles, fresas de Huelva y un sinfín de alimentos que se podrían abastecer directamente desde aquí con producto local», indicó Mayor.

El presidente de Provicanarias, así como los responsables del Cabildo del área comercial y agrícola, Minerva Alonso y Miguel Hidalgo, no dudaron de la capacidad de las islas de abastecer a estos buques. «¿Acaso hay problema para cubrir la demanda de los turistas en los hoteles?», preguntó Díaz, quien se mostró muy confiado en conseguir resultados a corto plazo.

El objetivo de la Autoridad Portuaria es, una vez que se tenga el informe técnico que analice la situación, dirigirse a navieras y compañías de cruceros y realizar un trabajo intensivo en las ferias de cruceros, como la de Miami. «Es posible conseguirlo. Es un objetivo razonable», manifestó Díaz.