El puerto de Las Palmas dobla en facturación al de Tenerife

22/03/2018

El puerto de Las Palmas es el quinto puerto español en facturación. Según los datos de Puertos del Estado, en 2017 su volumen de negocio alcanzó los 72,2 millones de euros, casi el doble de los 47,6 millones de Santa Cruz de Tenerife. La fortaleza y diversificación de sus actividades explica su buena posición en el sistema portuario español.

Por delante de Las Palmas y a la cabeza del Estado se sitúa el puerto de Barcelona, que facturó el pasado año 166,3 millones de euros. A continuación se situaron Valencia, con 140 millones; Algeciras, con 80,7 millones y Baleares, muy pegada a Las Palmas, con 73 millones de euros de volumen de negocio.

Las Palmas ha logrado superar al puerto de Bilbao, que el pasado año facturó 68,7 millones de euros.

Esa quinta posición de Las Palmas podría mejorar incluso durante este ejercicio si La Luz consigue mantener el robusto crecimiento de 2017. El pasado año esta Autoridad Portuaria fue la que registró mayor aumento de la facturación, con un repunte del 7,04%. El volumen de negocio de Barcelona creció un 7%, Baleares lo hizo un 6,03%, un 3,6% aumentó Valencia y Algeciras, donde la actividad de suministro a buques (bunkering) cayó más de un 18%, su facturación apenas subió un 0,56%.

Los buenos datos de Las Palmas se sustentan en sus principales cuatro áreas de negocio. De un lado, el bunkering (con cifras ya muy próximas a Algeciras, que es el gran surtidor español), que cerró en 2017 con 2,3 millones de toneladas de combustible suministradas.

Las reparaciones navales también evolucionaron muy bien el pasado año tras un 2016 muy complicado. La caída de la actividad desde 2014 por la crisis del sector offshore y que ha dejado paradas cientos de plataformas en todo el mundo, obligó a las empresas de Las Palmas a reinventarse y buscar nuevos nichos de mercado. Los buenos resultados se dejaron ver ya en 2017 y actualmente sigue el buen momento.

El movimiento de contenedores es otra de las patas del negocio de La Luz que tiró con fuerza en 2017, gracias a cambios de calado como la compra por parte de la naviera MSC del total de la terminal de trasbordo de OPCSA y la apuesta de Maersk por este puerto. El tráfico de buques portacontenedores se intensificó y el pasado año el puerto de Las Palmas volvió a superar el millón de contenedores. El año se cerró en concreto con 1,1 millones de teus, tras crecer un 24,18%.

Su cuarta pata, los cruceros, también evolucionaron de forma muy positiva. En los puertos de la provincia se movieron 1,2 millones de cruceristas, un 12% más que un año antes.

«Las cuatro actividades van muy bien», indicó ayer el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra. Según señaló, su objetivo es completar este cuadro con un quinta actividad, la reparación de embarcaciones deportivas. El centro náutico de reparación de megayates fue adjudicado a Rodritol hace un año y su puesta en marcha permitirá a Las Palmas escalar posiciones en el ranking nacional.

Ibarra: «El objetivo ahora es bajar tarifas»

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, indicó ayer que las buenas cifras económicas «permiten bajar tarifas e incluso ser más ambiciosos» con lo previsto inicialmente. «Estamos en la buena senda. Los datos demuestran la fortaleza tremenda de este puerto que está llamado a seguir creciendo y ser más competitivo, con tarifas más baratas», señaló. Según explicó, si se aprueban los Presupuestos del Estado de 2018, Las Palmas aplicará una rebaja de la tasa de buque, que pasará de 1,20 a 1,15. En 2019 el objetivo es llegar a 1,10. «Con estos ingresos vamos a intentar que sea de 1,05», manifestó. «Estas cifras nos permiten ser más ambiciosos», insistió.