Entrevista

«Pasamos un momento dulce»

28/02/2018

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas analiza en esta entrevista las obras previstas para este año en el puerto. El alargue del Reina Sofía y solucionar la agitación en la Esfinge son obras prioritarias en un puerto que está a pleno rendimiento.

- ¿En qué momento se encuentra el puerto de Las Palmas?

- Estamos en un momento dulce. Vemos el momento con satisfacción. Si miramos el puerto de hoy y lo comparamos con el de hace unos años hemos avanzado en la buena dirección. Como ejemplo de lo hecho, hemos reorganizado el puerto reasignando a cada actividad un área concreta.

- Tráfico de contenedores, bunkering, cruceros... Todas las actividades están en crecimiento.

- Vamos a tener cruceros de puerto base de 6.000 pasajeros, cuando el mayor que tenemos es de 3.500 y hace poco estábamos en 2.400. Este es un reto nuevo, no tanto por la infraestructura portuaria sino para la terrestre y los servicios que se pueden dar en Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria al mismo tiempo cuando llega un barco con este volumen. En tres años tocaremos techo en cruceros y hay que estar satisfechos. Luego el objetivo será mantener y ofrecer calidad para que nos sigan eligiendo. En el suministro de combustible hemos ido creciendo de forma significativa. Es una de las principales fuentes de ingresos. Las cifras de 2017 nos hace igualar a Algeciras y nos vamos convirtiendo en la gran gasolinera del Atlántico. En reparaciones navales estamos satisfechos. Las empresas siguen trabajando y sigue habiendo interés en La Luz. En el próximo consejo del 15 de marzo llevamos por ejemplo la concesión a CCB Zamakona.

«Vamos a destinar 26 millones a Lanzarote y Fuerteventura. Entre otras cosas, haremos el contradique de Los Mármoles»

- ¿Prevé en este 2018 una reactivación del offshore?

- Todas las empresas están contentas con La Luz. La señal es que tenemos mucha demanda del sector. Tenemos ahora mismo a cuatro grandes empresas: Pacific, Seadrill, Ensco y Stena. Están hibernando pero ya empieza a tener proyectos. Tenemos solicitud para otros 4-5 barcos perforadores y plataformas que quieren venir pero no tenemos línea de atraque suficiente.

- ¿Tiene ya el visto bueno de Puertos del Estado para el alargue del Reina Sofía?

- Hemos conseguido que el beneficio se destine a obra en este puerto. Se ha mandado el proyecto a Puertos del Estado y esperamos llevarlo al próximo consejo de marzo. Esta obra nos permitirá además saca a concurso en 2019 la ampliación del muelle deportivo y que empresas privadas puedan optar a ello. Siempre hablamos de economía azul y esta es una oportunidad para potenciarla. Nuestra idea es sacar adelante esta ampliación no solo para la demanda interna sino también para muchas embarcaciones de paso y que no vienen porque no tienen espacio en esta dársena. La idea es ampliar en 1.200 atraques los 1.200 actuales. Todo va caminando.

- ¿Para cuándo una solución para La Esfinge en los días de mala mar y que obliga a Armas a salir de otros puntos del puerto?

- El mayor problema que tiene ahora el puerto es la agitación en la zona de La Esfinge. Se está comportando peor de lo esperado en los modelos que se hicieron a principios de siglo. Ha habido días en los que los barcos de Armas no han podido salir de allí. Es un proyecto caro, de unos 20 millones de euros, que queremos sacar en breve. Estimamos que para mayo-junio y sí sería una obra pública que pagaríamos con el beneficio del puerto.

- ¿Hay alguna obra prevista para Lanzarote y Fuerteventura?

- Hemos conseguido que el Ministerio de Fomento dé el visto a que el beneficio del puerto de La Luz se quede para las obras que son necesarias en el puerto de La Luz y aprovechar el Programa Operativo 2014-2020, que solo permite subvenciones europeas para la conexión ferrocarril-puerto, se posibilitara en Canarias para mejoras en los puertos de las islas no capitalinas: Lanzarote y Fuerteventura. Siempre habíamos planteado esta regla y por fin en el mes de diciembre la Unión Europea lo aceptó.

- ¿Qué inversión prevén para estas dos islas y en qué obras?

- En este programa tenemos 26 millones de euros, de los que 17 los destinaremos a la obra que hicimos en Lanzarote. Quedarían 9 millones que irán al contradique de Los Mármoles que queremos licitar en abril. Tenemos que aprovechar el último período de subvenciones europeas y lo que vamos a plantear a Puertos del Estado es que aumente la partida de 26 millones a 52. Con los otros 26 millones haríamos el alargue del muelle de cruceros de Lanzarote y el del muelle comercial de Fuerteventura. El objetivo es hacer estas obras entre 2020 y 2021.

- ¿Saldrá el proyecto del grano?

- Hay interés y creemos en ese proyecto pero es difícil. En cualquier caso no nos preocupa demasiado porque existe bastante interés en ese suelo.

«Hemos reorganizado el puerto para afrontar el futuro»

El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, asegura que en el puerto de Las Palmas quedan pocas obras por ejecutar y dejar el recinto preparado para afrontar los próximos diez años. «El futuro del puerto nos lo estamos jugando ahora. En La Luz hay muchos proyectos de iniciativa privada que no podemos coadyugar porque no haya inversión. Quedan tres o cuatro años de obras y después se reducirán», indica Ibarra. Según señala, una vez hecho el alargue del Reina Sofía este muelle no podrá crecer más. Santa Catalina ya ha terminado, al igual que el muelle pesquero. «Quizás podría aumentar unos metros La Esfinge pero, no hay más inversión prevista», señala. «En 2023 veremos un puerto muy distinto al que había en 2011 y que ya tendrá pocos cambios para los próximos años», manifiesta. Respecto al traslado de las naves de la ayuda humanitaria que se sitúan enfrente del acuario y que es una de las últimas acciones que falta por ejecutar en el proyecto Puerto-Ciudad, Ibarra asegura que la solución se producirá «en breve». Primero había que poner de acuerdo a todas las partes implicadas y eso es un logro que se hizo. Ya falta poco para una solución», indicó Ibarra, quien prevé que en agosto esté ultimada la pasarela. «Una vez que se trasladen las naves, el puerto cederá ese espacio a la ciudad con el condicionante de que tiene que ser para servicio público, un parque, jardines o acceso a la metroguagua pero no para edificación», manifiesta. Ibarra destaca que el espacio ganado en el entorno del acuario ha sido posible gracias a la creación de La Esfinge y la concentración en esta zona del tráfico de la naviera Armas. «De otra forma hubiera sido imposible», manifiesta. Finalmente y respecto al problema del retraso de las terminales y que llevó hace un mes a los transportistas a manifestarse, Ibarra confía en que funcionará el sistema informático que se va a instalar y que permitirá la cita previa en 24 horas. Se prevé que esta aplicación esté funcionando en abril.

Balance positivo

Luis Ibarra va camino de cumplir ocho años como presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. En su etapa, el puerto ha experimentado una reorganización absoluta que le permite afrontar el futuro sin miedo. Al mirar para atrás y hacer balance hay una cosa de la que se siente especialmente orgulloso: Haber logrado el acuerdo interno de la estiba. «Permitió poner el contador a cero, evitar la deuda histórica y generar confianza. Esto animó a MSC en Opcsa y que Boluda crea en La Luz», señala.