Muere el empresario Basilio Pérez Moreno

La familia Pérez Moreno fundó el grupo que lleva su nombre

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Basilio Pérez Moreno, cofundador del grupo que lleva por nombre los apellidos familiares, falleció este martes en Gran Canaria. Hace once meses había fallecido su hermano Domingo Pérez Moreno.

En 1966, los hermanos Pérez Moreno le dieron forma mercantil al proyecto familiar, y fue en diciembre de 1968 cuando se constituyó la constructora Pérez Moreno SL. Años más tarde, se constituyen sociedades orientadas a la promoción inmobiliaria, Solinca, a la actividad turística Relaxia, y recientemente al sector medioambiental y energético Ayagaures. Todas agrupadas por la matriz del Grupo Pérez Moreno, donde los principios y valores que destacan son «la honradez, seriedad y profesionalidad de todos los que trabajan en ella», como señala el propio grupo en su web.

La historia del Grupo Pérez Moreno se remonta a finales de la década de los cincuenta del pasado siglo. Oriundos de Bujalaro, un pequeño pueblo situado en el corazón de la provincia de Guadalajara, los hermanos Pérez Moreno llegaron a las islas tras desarrollar parte de su vida profesional en el Sáhara, a través de una empresa nacional para la que trabajaban algunos de ellos.

En el año 1957, Domingo Pérez Moreno fue designado como responsable de la delegación de Las Palmas para dicha empresa. Ese nombramiento consolida la vinculación con las Islas Canarias.

Su afán y empeño por prosperar -algo que ha marcado la historia del Grupo a lo largo de sus cinco décadas- unido a la experiencia adquirida, les permite vislumbrar una oportunidad para emprender un nuevo camino y, en el año 1965, deciden crear la empresa constructora individual Basilio Pérez Moreno, cuyo objetivo se centra en la construcción de todo tipo de obras.

Desde prácticamente el comienzo de la actividad, Pérez Moreno cuenta con proyectos de obra pública y privada. Sirva como dato para reforzar este éxito que, en el año 1967, apenas iniciada la actividad de la nueva sociedad, ya se habían ejecutado 22 obras por un importe de casi 17 millones de pesetas, y se contaba con otros 21 millones de pesetas de obra aún por ejecutar.

En enero de 1969 el grupo adquirió un solar en Cruz de la Gallina ubicado en Jinámar, Telde, que se convirtió en Centro Logístico del Grupo, donde se ubicaron las instalaciones del parque de maquinaria, talleres y carpintería como servicios necesarios a la actividad constructora que iba creciendo día a día.

Fue en 1969 cuando se inició la actividad de promoción inmobiliaria por la reinversión de los resultados obtenidos de las obras contratadas, así surge el primer edificio de la compañía Los Claveles en la costa de Telde.

En 1973 arrancó la actividad turística con Los Girasoles y en esa década se produjo el salto a otras islas; en 2003 se incorporó la segunda generación a la gestión y ese año nació también Relaxia para la actividad turística.

CANARIAS7 deja constancia expresa de su más sentido pésame y traslada las condolencias a familiares y seres queridos.