Exposición de coches usados en Sevilla / J. Espinola

Por cada coche nuevo se venden dos usados

Las ventas de turismos de ocasión rompieron en julio la racha negativa provocada por la crisis del coronavirus, al registrar una subida del 10,9% con un total de 222.717 unidades

S. M.

El coche usado sigue batiendo en ventas al nuevo tras el confinamiento. En julio, se vendieron 1,8 vehículos usados por cada coche que salió del concesionario. Y la previsión de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam) es que continúen ganando terreno por el deterioro de la situación económica.

Las ventas de turismos de ocasión rompieron en julio la racha negativa provocada por la crisis del coronavirus, al registrar una subida del 10,9% con un total de 222.717 unidades, lo que, según datos de Ideauto para Ganvam. En lo que llevamos de año, el parón comercial provocado por el confinamiento lastra un 22%, el mercado de segunda mano, hasta situarlo en 990.130 unidades.

Así, en este segundo mes completo de «nueva normalidad» y tras cuatro meses a la baja, el mercado de VO vuelve a crecer impulsado por los modelos de entre tres y cinco años, que subieron nada menos que un 31,2%, hasta situarse en 24.724 unidades.

En este sentido, la renovación de flotas de renting -un sector que también respiró el mes pasado con una subida del 1% en sus matriculaciones- inyectó a concesionarios y compraventas oferta de estos modelos que, con apenas cuatro años de media, se convierten en objeto de deseo de los conductores por su buena relación calidad precio. De hecho, con estas cifras, la compra de stock de estos modelos de entre tres y cinco años por parte de vendedores profesionales acumula un crecimiento del 18% hasta julio.

Sin embargo, el impulso de estos usados de calidad no consigue quitar el trono a los más antiguos. Así, aunque los modelos de entre diez y quince años retrocedieron un 3,1% en julio, hasta situarse en 51.255 unidades, los de más de quince años aumentaron sus ventas un 21,7% en julio, hasta alcanzar las 76.697 unidades, representando más del 34% del mercado.

Según la directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche, «aunque los usados más jóvenes están echando un pulso a los antiguos, seguimos teniendo un mercado polarizado que necesita mejorar cualitativamente depurando la oferta. Teniendo en cuenta el interés que despiertan los usados de hasta cinco años, acelerar la renovación del parque pasa por incluirlos en las ayudas de los planes de incentivo al achatarramiento».

Considerando la mejora de la tendencia y teniendo en cuenta como variables un descenso del PIB del 10% y una tasa de paro del 19%, la patronal de la distribución de vehículos estima que el mercado de ocasión puede acabar el año suavizando su caída hasta situarla en el entorno del 15%, con cerca de 1,9 millones de unidades en 2020; si bien reconoce que «si hubiera pasos atrás en la desescalada que obliguen a tomar medidas sobre la economía habría que replantearse el dato».