Pablo Casado. / EP

El PP lo ve «una mala noticia» para España y lo achaca a un «claro fracaso» de Sánchez

El Gobierno se siente «muy orgulloso» del «trabajo infatigable» de Calviño para consolidar la economía española

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Pese a la derrota de Nadia Calviño en Europa, el Gobierno se siente «muy orgulloso» de la vicepresidenta económica por su «trabajo infatigable para consolidar la economía española y garantizar el futuro de la UE». Así lo señalaron fuentes del Ejecutivo, resaltando que ha sido una «gran candidata» y es «una magnífica vicepresidenta económica para lograr la reconstrucción europea tras la pandemia».

Desde Vitoria, donde se encontraba en un mitin electoral, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se lamentó de que «desgraciadamente» Calviño se ha quedado a un solo voto de poder lograr la mayoría. «No ha podido ser, pero desde aquí le mando un abrazo a Nadia Calviño, que es una extraordinaria vicepresidenta económica y, sin duda, también le reconozco el triunfo al ministro de economía irlandés», puntualizó. También Calviño tuvo en las redes sociales palabras de profundo agradecimiento para Sánchez por «su plena implicación y respaldo» en la carrera hacia el Eurogrupo. La ministra felicitó con diplomacia al nuevo presidente del Eurogrupo y le emplazó a «trabajar juntos por una recuperación robusta que no deje a nadie atrás». Quiso agradecer también el apoyo que ha recibido en estos días de otros partidos, de los agentes sociales o de ciudadanos anónimos.

Más crítico se mostró el PP, quien pese a haber dado su apoyo a la candidatura de Calviño a presidir el Eurogrupo, considera que esta derrota es una «mala noticia para España» y a la vez un «claro fracaso» del presidente Pedro Sánchez. Asimismo, fuentes de esta formación se lamentaron de que el Gobierno no les haya solicitado ningún tipo de ayuda para hacer un frente común en Europa. A juicio de los populares, es evidente que la candidatura de la responsable de Economía española nacía debilitada al representar a un Gobierno que es fruto de una coalición con un partido radical y populista como Podemos.

Un gobierno poco sensato

En esta misma línea, Ciudadanos se «lamentó» de la derrota «interna y externa» que supone el que Calviño no haya sido elegida. «Es una derrota interna porque la ortodoxia económica hubiera salido reforzada en un gobierno de gente poco sensata», según tuiteó la diputada María Muñoz, quien además habló de «una derrota externa de cara a la cumbre en la que debe aprobarse el fondo de recuperación y los millones para España». También se refirió a una «derrota interna» para el Gobierno de España su compañero de filas Luis Garicano. El eurodiputado considera que «hubiera sido bueno tenerla en el Eurogrupo» y «hubiera salido reforzada una persona moderada en un Gobierno que tiene demasiados miembros poco sensatos».