Hacer la compra sale más caro

21/04/2020

Los precios de los alimentos suben y los distribuidores lo justifican con los mayores costes operativos y logísticos. Rechazan que tengan mayores márgenes. Las legumbres y las hortalizas fue lo que más se encareció en Canarias en el mes de marzo y respecto al mes anterior. Los precios suben en torno a un 3%.

Hacer la compra hoy es más caro que hace un mes. Los establecimientos han encarecido en Canarias el precio de muchos de sus productos, algunos de la cesta de alimentos básica. Basta con echar un vistazo a un ticket de la semana pasada con otro de hace un mes para confirmar la subida, en algunos casos el alza es de unos céntimos pero hay productos más caros, en la carnicería o pescadería, en el que el incremento del precio supera el euro en un kilo.

En las primeras semanas después de que se decretara el estado de alarma algunos consumidores se quejaron en las redes sociales y ante las organizaciones de consumidores de un posible alza. Entonces las propias organizaciones de consumidores, como la OCU, rechazó este incremento . Tres semanas después, la situación ha cambiado y las propias organizaciones de consumidores confirman el alza.

Desde la Asociación de Grandes Distribuidores de Canarias (Asodiscan) se justifican esos incrementos puntuales a una serie de factores. Su secretario general, Alfredo Medina, reconoce que puede haber habido subidas puntuales pero, recalca, que no se han traducido en mayores márgenes comerciales para las enseñas debido al aumento de los costes operativos y logísticos.

En este sentido, apunta a que los establecimientos han tenido en el último mes que reforzar el personal para hacer cumplir las nuevas medidas preventivas (guantes, control del aforo...) y además cuentan con más reponedores para que los lineales estén cada día repletos de mercancía. En la cadena logística se han producido también una serie de cambios que elevan los costes y se ha aumentado el personal para dar respuesta a los pedidos online. «El día que hagamos números es posibles que hayamos pedido dinero, ya que el margen que hay en la alimentación es apenas de un 3%», indica Medina.

La subida de la compra se debe también a la eliminación que han hecho los establecimientos de las ofertas. Ya no hay ningún tipo de promoción, ni 3x2, ni la segunda unidad al 50% ni nada que se le parezca.

El secretario general de Asodiscan apunta que hoy la compra sale más cara porque hay escasez de alimentos de marca blanca, la del distribuidor, que es más económica. «Escasean los productos de primer precio y esto lleva a las familias a comprar producto de segundo precio, de más calidad pero también más caro», explica. Asimismo, indica que en lo súper hay menos formatos disponibles en los lineales. «Los familiares a mejor precio que ofrecen algunos productos ya no hay y luego se da el caso de personas que van a comprar un paquete de medio kilo y como no hay coge el de kilo. Todo suma y hace que la compra se encarezca», indica.

A esto suma otro factor: en el aprovisionamiento derivado del confinamiento los consumidores compran más y mucho de productos no habituales. «Todo esto hace que el desembolso sea mayor», explica.

El secretario general de la Asociación de Supermercados de las Islas Canarias (Asuican), Alonso Fernández, rechaza que haya habido subidas generalizadas de los alimentos aunque sí reconoce que pude haber habido «incrementos puntuales». Según explica Fernández, se deben por ejemplo a que algunos productos se agotan y al entrar producciones nuevas hay modificación de precios.

Legumbres, mayor subida

Suben en marzo un 2,6%

El Índice de Precios al Consumo (IPC) que publicó la semana pasada el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmaba ya la subida de los precios en los alimentos y bebidas no alcohólicas en el archipiélago. Según indicó el INE, los precios subieron en marzo y respecto a igual mes de 2019 casi un 3%, por encima del 2,5% nacional. La variación mensual era de un 0,2% y en el acumulado el incremento era del 0,8%. Por rúbricas, el producto que más se encareció en la alimentación en tasa mensual en las islas fueron las legumbres y las hortalizas frescas, que subieron un 2,6%. Las frutas frescas, por su lado, se abarataron un 2% debido al menor consumo.

Vigilancia de la CNMC

La COAG también controla

El Gobierno de España encomendó a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cuando se decretó el estado de alarma a que fuera vigilante con la evolución de los precios de la alimentación y por ahora no se ha dado a conocer ningún dato. Sí los tiene la organización de agricultores y ganaderos, Coag, que hace un seguimiento de los precios para controlar lo poco que cobran en origen y lo que se pide en los lineales de los supermercados. Según sus datos, a nivel nacional la mandarina ha subido un 45,7%, pasando de 1,75 euros el kilo a 2,55. La zanahoria ha repuntado un 21,5%; un 17,4% la naranja y casi un 14% el pimiento verde. La carne y los huevos oscilan entre el 3% y el 6%.

Denuncias de consumidores

El 83% detecta incrementos

El 83% de los consumidores asegura haber detectado subidas de precios en las cadenas de supermercados donde realizan sus compras durante el estado de alarma, frente a un 17,2% que no ha notado incremento alguno, según una encuesta realizada por Facua-Consumidores en Acción a través de su cuenta de Twitter, en la que han participado más de 10.000 usuarios. La encuesta añade el 15,4% de los 10.606 consumidores que han participado en la encuesta considera que sí se han producido subidas, pero en pocos productos. Mientras, un 19,2% de los consumidores aprecia que las subidas se han dado en la mitad de los productos que adquieren en los supermercados donde compran y el 48,2% cree que se han producido en la mayoría de los establecimientos.