No todos los afectados por ERTE cobrarán la prestación en mayo

Los funcionarios del SEPE trabajan «sin descanso» para desatascar la tramitación de las prestaciones solicitadas por casi 200.000 trabajadores afectados por ERTE en Canarias. Sin embargo, la situación es complicada por el volumen y por los errores que contienen los expedientes y que obligan a revisar bases de datos. Hasta ayer se habían tramitado 78.000 prestaciones que llegarán a tiempo para cobrar el 10 de mayo.

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

El coordinador regional y director provincial del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), Pedro Duarte, asegura que todos los efectivos del SEPE en las islas «trabajan sin descanso» para conseguir que los 200.000 trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) puedan cobrar las prestaciones que les corresponden el 10 de mayo aunque reconoce que la tarea es «difícil» no solo por el abultado número de expedientes sino también por los errores que la información facilitada por las empresas contiene y que obliga a subsanarlos.

Afirma que la actual crisis no tienen nada que ver con la de 2007-2008. «Entonces nos entraban 20 ERTE al día ahora han entrado 20.000 en quince días. No hay comparación posible», asegura. En este último mes han pasado de tramitar 40.000 prestaciones a 240.000. «No hemos tenido Semana Santa ni fines de semana porque tratamos de lograr que todos puedan cobrar en mayo pero es complicado», admite.

Según explica, a fecha de ayer se habían tramitado en las islas 106.251 solicitudes de prestaciones, de las que 78.000 corresponden con trabajadores que están en expedientes de empleo temporal (ERTE). Duarte explica que las cifras son «seis veces más que en el mismo período del año pasado». Estas prestaciones vinculadas con ERTE ya se están notificando por correo electrónico y llegarán a tiempo para el 10 de mayo. Sin embargo, aún faltan casi 120.000 prestaciones más pendientes de tramitación hasta finales de mes. « Nuestra idea es llegar a todos el 30 de abril y que todos puedan cobrar el 10 de mayo pero es difícil porque son muchos expedientes y además nos estamos encontrando con muchos errores», indica Duarte, que explica que en los próximos días unas 40 personas entrarán a formar parte del servicio y duplicarán el número actual de efectivos que están tramitando los ERTE.

Los errores que los funcionarios del SEPE se están encontrando en los expedientes son números de cuenta erróneos o DNI con más cifras de las que corresponde, lo que obliga a consultar a las bases de datos. «Esto ralentiza mucho porque mientras haces esto dejas de tramitar tres expedientes más. Eso demora mucho el reconocimiento de las prestaciones», apunta.

Por lo que respecta a los errores que se han producido en la cuantía de las prestaciones al no contabilizar a los hijos, el director del SEPE apunta que la situación afecta a los que tengan una base reguladora superior a 1.500 euros o 52 euros al día. «A los que cobren menos de eso los topes no les afectan y entonces es irrelevante que tengan o no hijos», apunta. Según explica, aquellos trabajadores en ERTE que hayan cobrando prestaciones con anterioridad estarán en la base de datos y no tendrán problema en la cuantía. No sucede lo mismo con aquellos que no estén en las bases de datos.

En estos casos, asegura que el SEPE contactará con ellos para revisar y abonar lo que les corresponde. «Ahora mismo estamos hablando con las organizaciones sindicales y empresariales y con las grandes empresas para que colaboren en la actualización de los datos de hijos de los trabajadores acogidos a ERTE», indica Duarte, que deja claro que los abonos «se harán».

Explica que en un ERTE el mínimo que puede cobrar una persona con la subida del SMI son 700 euros siempre que se trabaje a jornada completa y recuerda que para percibir la prestación no se exigen cotizaciones previas ni tampoco se consumen los períodos de cotización.