Las administraciones ‘refugian’ su dinero en el Banco de España

31/01/2020

El organismo de supervisión recibe numerosas peticiones de ayuntamientos canarios para abrir cuentas en las que depositar su dinero. Huyen de las comisiones que las entidades financieras tradicionales han empezado a cobrarles por tener su dinero y que ascienden a miles de euros

El aumento de las comisiones que han aplicado las entidades financieras por el mantenimiento de cuentas y tarjetas no se ha limitado a los clientes particulares. Las administraciones públicas también vienen sufriendo desde hace semanas el cambio de la política de cobros de los bancos y que se traduce en unos desembolsos extra de varios miles de euros por el simple hecho de tener depositado el dinero.

Según indican fuentes del sector, los ayuntamientos, cabildos y el propio Gobierno de Canarias han pasado de no pagar nada por tener su dinero en las entidades financieras a abonar una comisión del 0,50% por sus depósitos o cuentas de plazos fijos. Esta cifra supone para cabildos y ayuntamientos, que manejan saldos elevados, un desembolso de varios miles de euros. Pueden llegar a ser millones según los remanentes que guarde cada institución. Se estima que el total de las administraciones canarias tienen en entidades financieras 2.000 millones de euros.

«Por poner un ejemplo, un ayuntamiento medio que maneja saldos de entre 3 y 5 millones de euros ha pasado de no pagar un euro a tener que desembolsar entre 15.000 y 25.000 euros anuales en comisiones por mantener ese dinero», indican estas fuentes.

Esta situación ha provocado una huida masiva de las administraciones públicas al Banco de España, donde buscan refugio para su dinero sin coste. Según estas fuentes, en las últimas semanas se ha producido un auténtico aluvión de solicitudes de ayuntamientos canarios ante el Banco de España solicitando abrir una cuenta para «refugiar y salvar» sus remanentes de las comisiones de las entidades financieras comerciales.

El Banco de España es el organismo de supervisión del sistema financiero español pero permite la apertura de cuentas a las administraciones públicas sin coste alguno, al ser una entidad sin ánimo de lucro. Hasta la fecha eran pocas las entidades que optaban por depositar sus saldos y remanentes en el Banco de España por los mayores controles que se realizan sobre los movimientos del dinero.

Estas fuentes indican que las exigencias sobre las personas autorizadas a mover ese dinero son «mucho más elevadas» que en la banca comercial, de forma que su uso era bastante limitado hasta ahora.

En las últimas semanas y a raíz del inicio del cobro de comisiones por parte de las entidades financieras al cliente institucional (las administraciones), a los ayuntamientos no les ha quedado más remedio que buscar un refugio.

Según indican estas fuentes, estas comisiones tienen efectos en los presupuestos municipales, ya que hay que incluirlos como gastos. «La mayoría de los alcaldes no saben muy bien que hacer y cómo gestionar este asunto», indican estas fuentes.

Cliente particular

Las entidades financieras aún no están cobrando a los clientes particulares por el dinero ingresado en depósitos pero el panorama podría cambiar en los próximos meses y si los tipos de interés siguen en negativo. Sí sufren desde hace meses los clientes particulares el encarecimiento de las comisiones bancarias. Todas las entidades financieras han aplicado subidas -algunas ya se han hecho efectivas y otras empezarán en 2020- que pueden llegar a los cien euros anuales y de las que se puede escapar cumpliendo nuevas exigencias, como el uso de tarjetas de crédito o contratando nuevos productos.