Bankia se apunta a la subida de comisiones del resto de entidades

Hoy empezará a enviar cartas a los clientes para informarles de la nueva política sobre su producto Por ser tú. Hay tres opciones para librarse del pago. De no cumplirlas el desembolso asciende a casi 200 euros al año

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

Bankia no ha sido ajena al cambio en la política de comisiones que han ido adoptando las distintas entidades financieras españolas en los últimos meses para poder hacer frente al escenario de bajos tipos de interés y caída de su rentabilidad. Hace unos días la entidad comunicaba a los responsables de oficina los cambios en el sistema de cobro de comisiones y hoy mismo empezará con la remisión de cartas a los clientes para informarles el endurecimiento de las condiciones, según informan fuentes cercanas.

Sin embargo, la nueva política de comisiones no se hará efectiva hasta finales de febrero o principios de marzo, transcurridos los dos meses que exige el Banco de España para avisar con antelación.

Hasta ahora su producto estrella, la cuenta Por ser tú, con la que ha ganado clientes por su facilidad y una política de cero comisiones si se tenía asociada la nómina o el cobro de la pensión, cambia. A partir de febrero-marzo de 2020 los clientes vinculados (con nómina o pensión) deberán pagar 90 euros al año que se elevan hasta los 190 euros para aquellos que solo tengan la cuenta y ningún tipo de vinculación, según estas fuentes.

Para librarse de este pago la entidad dará tres opciones: de un lado, realizar dos compras al mes con la tarjeta de crédito (no hay ningún mínimo exigido), pagar un mínimo anual de 135 euros en primas de seguros o bien, sumar 30.000 euros de ahorro en planes de inversión o fondos de pensiones. «Si se cumple alguno de estos tres requisitos el cliente seguirá sin pagar nada por su cuenta», indican estas fuentes, que asegura que es «fácil» cumplir con los requisitos. «Basta con realizar dos compras al mes con la tarjeta de crédito que pueden ser de poco valor», explican.

Según detallan estas fuentes, el problema a futuro son los llamados «marginados financieros» que son personas con pagas o pensiones inferiores a los 400 euros y que no tienen posibilidad de cumplir con ninguno de los tres requisitos impuestos por la entidad para librarse de las nuevas comisiones. «Esas personas no van a tener donde ir y se van a quedar sin cobertura financiera», indican.

En la provincia de Las Palmas la decisión de Bankia de cambiar su política de comisiones afecta a una parte importante de la población, al tener la entidad, heredera de la extinta La Caja de Canarias, una cuota de mercado del 20%. En el conjunto de Canarias la cuota es inferior y ronda un 15%. Las fuentes consultadas aseguran que Bankia ganará más con este endurecimiento de las condiciones al tiempo que seguirá siendo «atractiva» para los clientes con mayor vinculación y que seguirán sin pagar nada.

Desde el comparador financiero HelpMyCash.com, advierten del riesgo de avanzar hacia una mayor vinculación con un banco. «Es menos libertad ya que obliga prácticamente a disponer de una sola entidad si quiere ahorrarse gastos. Y no solo eso, los clientes pueden acabar contratando productos innecesarios con el fin de eliminar las comisiones», indican.