La lucha contra el coronavirus

Francia y Alemania superan lo peor de la crisis

21/05/2020

La actividad del sector privado en Alemania y Francia ha frenado su caída en el mes de mayo con el gradual levantamiento de las medidas de confinamiento aplicadas para contener la pandemia de Covid-19.

Los índices compuestos de gestores de compras (PMI) de ambos países han pasado en mayo a situarse en máximos de los dos y tres últimos meses, respectivamente, aunque este menor ritmo de deterioro no permite anticipar una rápida recuperación de las dos mayores economías europeas.

En el caso de Alemania, el dato preliminar del índice PMI compuesto se ha situado en mayo en 31,4 puntos, frente a los 17,4 de abril, su mejor lectura en dos meses, después de que el dato del sector servicios haya subido a 31,4 puntos desde los 16,2 del mes anterior, mientras que el índice manufacturero haya mejorado a 31,5 puntos, frente a los 19,7 de abril.

"Cualquier esperanza de una rápida recuperación de la actividad en el conjunto de la economía alemana siguiendo la relajación del confinamiento ha sido en cierto modo truncada con los PMI de mayo, que muestran que la actividad volvió a caer de nuevo", indicó Phil Smith, economista de IHS Markit, quien destacó que, no obstante, el ritmo de deterioro de la actividad se ha reducido considerablemente, aunque aún falta un largo camino para la normalidad y la senda de recuperación sigue siendo poco clara.

Por su parte, en Francia, el índice preliminar PMI compuesto ha subido en mayo hasta 30,5 puntos, frente a los 11,1 de abril, su mejor lectura en tres meses. El PMI del sector servicios ha subido a 29,4 enteros, frente a los 10,2 de abril, mientras que el índice manufacturero ha mejorado hasta los 40,3 enteros desde los 31,5 de abril.

"Como se preveía, los últimos resultados de la encuesta para Francia apuntan a una contracción mucho menor de la actividad empresarial en el mes de mayo (...) Sin embargo, a pesar de que algunas empresas reanudaron sus operaciones, el conjunto del sector registró otra profunda caída de la actividad", indicó Eliot Kerr, economista de IHS Markit, al referirse a los datos del país galo.

En este sentido, el experto advirtió de que la encuesta subraya las dificultades que las economías pueden encontrarse durante la recuperación de la crisis, puesto que las empresas siguen despidiendo trabajadores en un contexto marcado por la incertidumbre.

"Dada la aguda contracción del PIB en el primer trimestre con tan solo dos semanas de reclusión, los últimos datos del PMI sugieren que estamos preparados para una caída colosal de la actividad económica en el segundo trimestre", añadió.