Central eólica. / R. C.

La eólica será la primera fuente de electricidad en España este año

La aportación de los molinos de viento supera ya el 24% del 'mix', por delante de la nuclear

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Las instalaciones eólicas están llamadas a convertirse en la primera tecnología del mix eléctrico este año, incluso por delante de la nuclear, según un estudio publicado por la Asociación Empresarial Eólica (AEE) y realizado por Deloitte. Ya generó 54.899 GWh de electricidad en 2020 en España, lo que supone una cobertura de demanda del 22%. Hasta ayer, cubría un 24% del total, según Red Eléctrica, a falta de medio mes para que finalice el ejercicio.

La aportación de las eólicas tiene un impacto directo en el coste de generación de la luz. Cuanto mayor sea, junto al resto de renovables, más se contienen o bajan los precios. Aunque en los últimos meses, con el precio del gas disparado y siendo necesaria la aportación de los ciclos combinados, el coste final se mantiene muy elevado.

Además, la contribución del sector empresarial eólico a la riqueza nacional, alcanzó los 3.106 millones de euros. De ellos, 1.778 millones se corresponden con el PIB directo, y los restantes 1.327 millones son PIB indirecto. En total, supuso un 0,30% del PIB de España en 2020. El sector emplea a 27.690 personas (15.226 empleos directos y 12.464 empleos indirectos).

Respecto a la actividad exportadora, la energía eólica alcanzó los 1.748,6 millones. España es el tercer exportador del mundo de aerogeneradores (considerando exportaciones netas), tras Dinamarca y Alemania. Asimismo, la energía eólica ahorró la importación de 10,6 millones de teps, valoradas en 1.388 millones de euros.

En términos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, en el periodo 2012-2020 se evitó la emisión de 238,3 millones de toneladas de CO2, y solo en 2020 se evitó la emisión a la atmósfera de 28,7 millones de toneladas de CO2.

Ante estos datos, el gerente comercial de AEE, Juan Virgilio Márquez, ha destacado que la fortaleza del sector eólico es fruto del trabajo de un sector que es «estratégico» para la economía española y europea. «La presencia de más de 250 centros industriales en nuestro país es un síntoma de posicionamiento internacional y resiliencia del sector», ha señalado Márquez.

Galicia, País Vasco y Castilla y León, al frente

En España del total de los 8.135 municipios existentes, en 2020 había parques eólicos en 745 localidades, si bien existen provincias con mayor concentración de parques eólicos. En términos generales, de las 52 provincias de España, y descartando las 7 en las que no hay presencia eólica, se observa que la renta media por persona es mayor en las 25 provincias con parques eólicos. Esta situación se da por la generación de trabajo tanto directo como indirecto que propician los parques eólicos.

El empleo se concentra en 6 de las 17 comunidades autónomas, que suponen un 74,2% del empleo en España. En particular, destacan Galicia (24,6%), País Vasco (13,7%), Castilla y León (11,3%), Aragón (8,8%), Comunidad Foral de Navarra (8,2%) y Castilla la Mancha (7,5%). Las seis suponen, año tras año, entre el 70 y el 80% del empleo directo.

Respecto al resto del mundo, se han instalado 92 nuevos GW. De esta manera, a finales de 2020, la potencia eólica instalada había alcanzado los 743 GW. Por otro lado, el año pasado fue un año récord en cuanto a potencia eólica instalada a nivel mundial. Entre 2011 y 2020, la potencia instalada ha aumentado un 212%, es decir, es tres veces superior. Además, la potencia instalada en 2020 ha crecido un 14%.