Juan Carlos Alonso

Endesa se prepara en Canarias para la transición energética

Invierte 2,3 millones de euros en un «avanzado» centro de control que permitirá asumir en los próximos años los flujos que generarán el coche eléctrico y el autoconsumo

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La compañía eléctrica Endesa inauguró este lunes de forma oficial el nuevo centro de control de Canarias, que es el más avanzado de España y que será clave en la transición energética de las islas.

El centro que está operativo desde enero ha supuesto una inversión de 2,3 millones de euros y desde él, la empresa controla, supervisa y gestiona los 26.000 kilómetros de líneas eléctricas de media y baja tensión que tiene distribuidas en el archipiélago.

Reducido margen de error

El margen de error en las maniobras de suministro que se realizan se reducen a la mínima expresión gracias a los operadores de esta sala de control que trabajan los 365 días del año las 24 horas del día para garantizar el suministro, según indicó ayer el director de Infraestructuras y Redes de Endesa, José Manuel Revuelta, que visitó este lunes Canarias para acudir a la inauguración de este centro.

La tasa de error es de en torno a dos o tres por cada 100.000 maniobras realizadas «y normalmente son errores sin consecuencias», apuntó Revuelta. La fiabilidad de la red eléctrica de las islas es actualmente de un 99,9%.

El telecontrol de la distribución permite además dar una repuesta rápida y eficaz ante cualquier incidencia ya que, según indicó el director del área de Distribución en Canarias, Juan Carlos Lafoz, agiliza la localización de la avería y permite el manejo de la red a distancia.

Revuelta destacó que el nuevo centro es «el más avanzado de España» y permitirá al archipielágo avanzar hacia la transición energética con la mayor eficiencia y seguridad para el sistema.

El centro está dividido en dos áreas en las que se controla tanto la generación de electricidad como su distribución, en donde se gestiona la baja y media tensión y donde se avecinan los grandes cambios debido al autoconsumo y la irupción del coche eléctrico.

Preparados para el coche eléctrico

En este sentido, según apuntó Revuelta, el consumo habitual de un cliente doméstico puede triplicarse cuando esté más implantado el vehículo eléctrico, en un plazo de ocho años o antes.

«Esto introduce un cambio importante en cómo gestionar los flujos. El vehículo eléctrico va a suponer un cambio respecto a cómo lo vemos hoy», indicó.

Según explicó, hoy se entiende el vehículo eléctrico como un medio de transporte pero en unos años será una batería que se programará; cuando sea barata la electricidad se cargará y cuando se encarezca, el usuario la exportará.

«Un medio de transporte se convertirá en una herramienta de gestión de energía y esos flujos requieren mucha monitorización y eso se va a llevar a cabo desde este centro de control», indicó Revuelta, que destacó que la sala permitirá a las islas estar preparadas para «todo lo que se viene encima y que será complejo».

Según dijo, en 2030 se prevé que haya en España cinco millones de vehículos eléctricos. Sin embargo, se mostró confiado en que estas cifras se superarán por la velocidad a la que avanza la tecnología y la mayor sensibilización medioambiental.

«Tenemos que estar preparados para muchos más vehículos. Nuestra tarea es predecir y prepararnos con antelación para que todo funcione», indicó Revuelta, quien señaló que sería un «problema» un gran despliegue del coche eléctrico y que la red no estuviera preparada para asumirlo.

Revuelta estuvo acompañado por el director general de Endesa en Canarias, Pablo Casado, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, y el viceconsejero de Lucha contra el Cambio Climático, Miguel Ángel Perez. También participaron de la inauguración el director del área de Distribución de Endesa, Juan Carlos Lafoz, y de Generación, Saúl Barrio.

Juan Carlos Alonso

Por otro lado, desde el Centro de Control de Generación se lleva la interlocución con las nueve centrales térmicas de Canarias para recoger y transmitir la información que se intercambia con el Operador del Sistema (REE).

Se tiene visualización de los principales parámetros de los seis sistemas eléctricos de Canarias, Lanzarote-Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, La Gomera, La Palma y El Hierro.

Además, se confirman las órdenes de acople y desacople de los grupos, se recopilan las novedades producidas por la disponibilidad de los grupos y se supervisa el correcto funcionamiento del control automático de la frecuencia.

Otra de las actuaciones pasa por coordinar los descargos que afectan a posiciones de la Red de Transporte con afecciones a las centrales.

El director del área de Generación Endesa en Canarias, Saúl Barrio, puntualiza que «sobre todo desde el centro de control se vigila que la frecuencia esté lo más estable posible, que es el mejor indicador del correcto equilibrio entre generación y demanda de energía.

La penetración de renovables somete a los grupos de las centrales térmicas a un esfuerzo importante para regular las variaciones de la energía renovable y que el usuario final conserve la calidad de suministro».

El nuevo sistema de control permite observar los principales parámetros de los sistemas eléctricos y se solicitan actuaciones a las centrales cuando existe alguna desviación. Hay una constante comunicación con las centrales térmicas.

Las incidencias localizadas desde el centro de control situado en la sede capitalina de Endesa pueden ir desde la indisponibilidad de un grupo que estaba previsto en el programa antes de su acople, hasta la parada intempestiva de algún grupo en funcionamiento que puede afectar o no al suministro.

En todos estos casos, los técnicos del centro de control valoran las opciones existentes para sustituir a esa potencia indisponible y se comunica a las centrales el nuevo programa que indica el operador del sistema.

El nuevo sistema de control instalado es mucho más versátil que el anterior y permite una personalización de los parámetros a supervisar, así como realizar estudios de detalle de desviaciones e incidencias que nos permite seguir mejorando la operación de los activos.

«En un día se pueden dar más de 60 acoples o desacoples de grupos en los distintos sistemas eléctricos. Desde el centro de control se supervisa que se cumplan los programas que indica el operador del sistema», precisa Saúl Barrio.

Cinco centros de control en España

Los cinco centros de control de la red eléctrica (CORE) con los que cuenta Endesa en los territorios donde opera constituyen un punto esencial dentro del sistema eléctrico, ya que permiten monitorizar la red de más de 316.500 kilómetros de líneas que gestiona la compañía, el equivalente a dar ocho vueltas a la tierra, a la que se suman 1.326 subestaciones y 130.575 centros de transformación.

Además, estos centros de control están conectados directamente con el centro de atención telefónica de Endesa, donde llegan los avisos de los clientes que han notado alguna incidencia en sus suministros, para poder ofrecer así una gestión unificada de todos los recursos de la compañía.

En esta línea, estos centros de control ofrecen también un servicio de información técnica exclusivo para los municipios, con el objetivo de coordinar con los servicios técnicos de los ayuntamientos la gestión de las posibles incidencias; así como para los servicios de emergencia locales y regionales y para las fuerzas de seguridad del Estado.

Durante el pasado año e-distribución realizó más de 3 millones de maniobras desde los centros de control, de los que más de 1,62 millones fueron automáticas.

.