Las empresas concursadas suman su quinto año a la baja al caer 3,1 % en 2018

07/02/2019

Las empresas declaradas en concurso de acreedores -antigua suspensión de pagos- registraron en 2018 su quinta caída anual consecutiva al retroceder un 3,1 %, hasta los 4.131 procedimientos, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El comportamiento de las sociedades empujó a la baja la tasa de concursos sobre el total de deudores, que restó un 2,1 % hasta los 5.635 casos, hecho al que contribuyeron con su estabilización las personas físicas, que avanzó un leve 0,8 % frente al 56,1 % y el 47,3 % de los últimos dos ejercicios.Respecto a las empresas, aunque la estadística supera la caída del 0,8 % de 2017, continúa evidenciando hasta qué punto se ha atenuado el ritmo de descenso en relación a periodos anteriores como 2015, donde el recorte superó el 22 %, o 2016, cuando se redujo un 15,7 %.

En cuanto a los datos del último trimestre del año, las empresas concursadas disminuyeron hasta los 1.087 procedimientos, un 4,3 % menos, representando el 73 % (1.489). Con las cifras del conjunto de 2018, del total de 5.635 casos, 5.287 fueron voluntarios (un 1,5 % menos) y 348 necesarios (un 9,1 % menos), mientras que atendiendo a su clase los ordinarios disminuyeron un 14,4 % y los abreviados, un 0,3 %.La mayoría de deudores abocados al concurso, un 73,3 %, fueron empresas, esto es, personas físicas con actividad empresarial y jurídica.

De éstas, un 80,8 % eran sociedades de responsabilidad limitada, y un 37,8 % se encontraban en el tramo más bajo del volumen de negocio, hasta 250.000 euros.

Por actividades, las de comercio y construcción supusieron el 37,9 % del total.

Las actividades profesionales, donde se redujeron un 16,9 %; el resto de servicios, que lo hicieron un 11,4 %, y la construcción, un 4,3 %, presentaron los descensos más pronunciados respecto al año anterior.

Por el contrario, las relacionadas con el transporte y almacenamiento crecieron un 16,9 %; agricultura y pesca, un 9,3 %, y hostelería, un 8,9 %.

Además, el 21,4 % del total de empresas concursadas en 2018 tenían una antigüedad de 20 años o más, grupo liderado por el comercio (29,4 %).

En el año, las comunidades autónomas con mayor número de deudores concursados fueron Cataluña (1.577), Madrid (941) y Comunidad Valenciana (756), las cuales concentraron el 58,1 % de los casos.Mientras que la comunidad con la cifra más baja fue La Rioja (35).En lo referente al cuarto trimestre, de los 1.489 deudores, 1.087 fueron empresas, mientras que 402 fueron personas físicas sin actividad empresarial.

A nivel de empresas concursadas, que disminuyeron un 4,3 % respecto al mismo periodo del año anterior, el 23,6 % se dedicaba al comercio, y el 15,1 %, a la industria y la energía.Por número de asalariados, el 56,2 % del total contaba con menos de seis, y entre ellas, el 31,6 %, no tenía ninguno.Cataluña y Madrid sumaron el 44,1 % del total de deudores entre octubre y diciembre.En términos de variación anual, Cantabria presentó la mayor bajada en el cuarto trimestre, un 78,3 %, a diferencia de Baleares, que aumentó un 64,3 %.A continuación se muestra el total de empresas concursadas en 2018 por comunidades autónomas, ordenadas según el volumen de procedimientos.