Economía

El repunte de procesos concursales en Canarias «es algo puntual»

23/07/2018

Los administradores concursales confían en que las situaciones de insolvencia de las empresas canarias continuarán descendiendo en los próximos meses, en paralelo a la recuperación. El 28% de las declaradas en concurso en el primer trimestre tiene más de 20 años de antigüedad

El número de concursos de acreedores al que recurrieron las empresas en Canarias aumentó casi un 15% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo del pasado año, hasta los 31 procedimientos registrados, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Y de estos, solo se registraron dos concursos necesarios al ser instados por acreedores.

El vicepresidente de Aspac (Asociación Profesional de Administradores Concursales de España), Áticus Ocaña, considera que este aumento del 14,8% interanual de los concursos en las islas hay que interpretarlo como «un pequeño repunte anti cíclico y puntual que quedará disuelto dentro de la tendencia clara y progresiva a la baja experimentada durante los últimos años».

«La acompasada recuperación que experimenta la economía nos ha permitido ir saliendo de la crisis en la que nos encontrábamos inmersos, lo que ha tirado a la baja las situaciones de insolvencia».

Pero Ocaña recuerda que «es importarte señalar que junto con la recuperación económica, también ha influido en la reducción del número de concursos declarados actualmente, el genocidio padecido por nuestro tejido empresarial como consecuencia de la virulencia de la reciente crisis».

«Partimos de una base menor al quedar menos empresas, y pese a todo ello, aún no hemos llegado al nivel de concursos previo a la crisis, por lo que deberá seguir decreciendo sensiblemente hasta situarse por debajo de los 4.000 concursos al año en todo España». En 2008 se registraron 3.298 concursos en toda España, y 89 en Canarias.

Respecto a la actividad que las empresas concursadas desarrollan en Canarias, la mayoría se encuentran adscritas al sector del comercio y la hostelería, seguidos de la promoción inmobiliaria, y al sector de la información y comunicaciones. Y destaca además Aspac el caso de Novo Segur (antigua Mar Segur), «empresa dedicada al sector de la seguridad privada con ámbito nacional de actuación y más de 1.000 trabajadores», que también ha iniciado el procedimiento concursal.

Ocaña resalta además que, en cuanto a la antigüedad de las empresas declaradas en concurso, «llama la atención que el 28% de las empresas declaradas en concurso durante el primer trimestre del año, habían sido constituidas hacía más de 20 años, mientras que el 20,1% tenía menos de cuatro años de antigüedad, lo que evidencia el grado de madurez y asentamiento de muchas de las empresas que están concursando en la actualidad, tras haber superado la época más virulenta de la crisis, lo que no pudieron hacer todas aquellas empresas de nueva creación por carecer de músculo financiero».

En relación con el empleo, el 17% de las empresas que recurrieron al concurso en el primer trimestre no tenía trabajadores, mientras que la plantilla del 28% no supera los cinco empleados, un claro reflejo de la estructura empresarial marcada en las islas por la abundancia de microempresas y pymes, y sus limitaciones para superar los problemas financieros.

A falta de la confirmación oficial, en el segundo trimestre del 2018 fueron declarados 30 concursos de acreedores por los juzgados de lo Mercantil en Canarias, cifra que supondría 10 procedimientos menos que los que se iniciaron en el mismo periodo de 2017, según Aspac.