El Gobierno de España tratará de evitar el cierre de bases de Ryanair

26/08/2019

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, se reunirá en septiembre con la aerolínea para analizar la situación. Madrid se muestra especialmente preocupada por la situación de las islas.

Europa press / silvia fernández iguazú / las palmas de gran canaria

El Gobierno se reunirá con Ryanair «en la primera quincena de septiembre» para conocer de primera mano las razones de la compañía ante su intención de cerrar cuatro de las trece bases con las que cuenta la aerolínea irlandesa en España, para mediar e intentar que esta situación tenga el «mínimo impacto posible».

Ryanair ha anunciado un proceso de despido colectivo que afectará a 512 trabajadores (392 tripulantes de cabina y 120 pilotos), tras confirmar el cierre de las bases de Las Palmas y Tenerife Sur, a las que se suman también Lanzarote y Girona, para el próximo 8 de enero. En concreto, el ajuste de plantilla afectaría a 164 personas en Girona, 156 en Tenerife Sur, 110 en Las Palmas y 82 en Lanzarote. El 70% de los despidos se producirá en Canarias. El cierre de las tres bases canarias supondrá la retirada de nueve aviones y la pérdida de 7.000 plazas aéreas diarias.

A la reunión con Ryanair asistirá representantes de Fomento, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, así como del Gobierno de Canarias, y habrá también encuentros con Aena y la Generalitat de Catalunya por el cierre de Girona, explicó la secretaria de Estado de Turismo en funciones, Isabel Oliver, en un encuentro con periodistas en Iguazú (Argentina) con motivo de la apertura oficial de la ruta de Air Europa.

Oliver reconoció que el cierre de estas bases supone un «posible impacto importante en términos de conectividad sobre todo en las islas y Europa», por lo que «ideal sería que no ocurriese». Por ello, espera que esta reunión, todavía sin fecha concreta, sirva si no para evitar los cierres al menos para minimizar su impacto.

preocupación por canarias. La secretaria de Estado recordó que la situación preocupa especialmente en Canarias, donde la compañía aérea ya se ha reunido con el Gobierno canario y los Cabildos, para ver en que medida podían contribuir a minimizar el impacto de los cierres de las tres bases en el archipiélago.

Cuestionada por la posibilidad de atraer a otras compañías aéreas a Canarias, Oliver señaló que la competencia en esta cuestión es de Fomento, y señaló no disponer en este momento de una cuantificación del impacto del cierre de estas bases en términos de tráfico aéreo así como de su efecto en el turismo.

Oliver, que reconoció conocer las razones alegadas por la empresa por los medios de comunicación, recordó que las subvenciones a aerolíneas «no se hacen desde el Gobierno central, ni se ha hecho en ningún caso», mientras que en las comunidades autónomas «habría que ver su disponibilidad y la cuestión de competencia de la Unión Europea».