c7

Ómicron frenó el turismo y la confianza empresarial

La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife ha elaborado un nuevo informe de coyuntura económica de sector turístico correspondiente al cuarto trimestre de 2021.

EFE Santa Cruz de Tenerife

La recuperación del turismo despegó en Canarias durante el último trimestre de 2021 hasta que la variante ómicron de la covid-19 obligó a endurecer las restricciones, notándose este efecto también en la confianza empresarial, ha indicado la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Estos efectos se muestran en el boletín sectorial de coyuntura económica del sector turístico correspondiente al cuarto trimestre de 2021, elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

En un comunicado indica la Cámara de Comercio que, de acuerdo a los datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera en el cuarto trimestre del año, el archipiélago recibió a más de la mitad del total de turistas extranjeros registrados a lo largo de todo el año.

De ese modo, de los 5.258.701 visitantes que llegaron durante 2021, 2.910.502 lo hicieron de octubre a diciembre del año pasado, cifra que supone un significativo incremento respecto a 2020 (476,7%) debido a las duras restricciones que había en el momento, pero dista de los 3.517.780 de turistas entrados durante el cuarto trimestre de 2019 y, especialmente, de la cifra global de todo ese año: 13.146.862.

Si se comparan esas cifras con la media nacional (437,5%) se observa la proximidad entre los crecimientos del cuarto trimestre, pero el incremento anual de visitantes registrados en 2021 en el conjunto nacional supera la cifra canaria (64,4% en España y 38,9% en Canarias, un 25,5% más).

En cuanto al gasto turístico recopilado en la encuesta EGATUR realizada por el INE experimenta durante los tres últimos meses del año un crecimiento del 522,1% respecto al mismo período del año anterior, cerrándose así 2021 con un gasto acumulado de 7.184 millones de euros que, si bien supera la cifra de 2020, aún dista de los 16.854 millones de 2019 (-57,4%).

El gasto medio creció en los últimos meses del año un 10,8%, situándose en diciembre en 154€/persona/día.

Estos datos son positivos a juicio de Santiago Sesé, presidente de la Cámara de Santa Cruz de Tenerife, ya que evidencian «el despegue de la recuperación del sector turístico, imprescindible para la recuperación económica del archipiélago pero que al cierre de 2021 todavía resultaba incompleta».

Debido a la trascendencia que el turismo tiene en la economía canaria, Santiago Sesé hace hincapié en la «necesidad» de saber gestionar correctamente los fondos Next Generation para «transformar el sector y hacerlo no solo más competitivo y sostenible, sino también para orientarlo al turismo de excelencia hacia el que debemos posicionarnos».

Así, Santiago Sesé advierte de que esos fondos pueden ser una «oportunidad perdida» si su adjudicación se realiza sin tomar en consideración al tejido empresarial turístico.

«De nada sirve disponer de financiación para transformar la actividad económica de un país o región si no se toma en consideración a los agentes directamente implicados. El resultado será un fracaso en esta ejecución que tiene tanto potencial sobre la transformación de la competitividad del país y, por supuesto, de Canarias», agrega.

Santiago Sesé también alerta de cómo la exigencia de la pauta vacunal completa en el caso de los menores ha supuesto un escollo importante en la llegada de turistas, sobre todo británicos.

«La vacunación de los menores comenzó mucho más tarde que la del resto de la población, y si se les exige contar con las dos dosis lo que estamos haciendo es impedir que familias completas acudan a Canarias. Por eso esperamos que finalmente se suavicen estas restricciones, especialmente ahora que la sexta ola ya está comenzando a remitir», ha comentado.

Si se observa el número de viajeros alojados en hoteles canarios, contabilizados por el INE, en el último trimestre del año pasado fueron 2.193.614, un 337,7% más que en 2020.

El total anual registra 5.029.392 viajeros, un 57,2% más que en 2020 pero un 48,5% menos que en 2019, año en el que se registraron 9.774.578 viajeros nacionales y extranjeros alojados.

Este incremento anual en 2021 se debió tanto a los viajeros nacionales (81,4%) como a los extranjeros (45,4%). Se aprecian también incrementos en la estancia media (un 32,3% superior a la del cuarto trimestre de 2020) y en el número de pernoctaciones (que aumentó un 483,5%).

El índice de ocupación crece en 30,1 puntos situándose en el mes de diciembre por encima de la ocupación media nacional: 56,9% frente a un 40,1%.

En cuanto al mercado de trabajo dice que experimentó un buen comportamiento en 2021 gracias a un mayor control de la pandemia y a la vacunación, que a partir de la segunda mitad del año trajo consigo la recuperación de un sector que durante 2020 había caído de una manera «nunca vista anteriormente».

Como consecuencia de esta progresiva revitalización, el personal empleado en establecimientos hoteleros creció en el último trimestre un 145,8% de acuerdo a la Encuesta de ocupación en Alojamientos Turísticos del INE.

Dice asimismo que la sexta ola del coronavirus provocó una importante caída en la confianza del empresariado turístico, y añade que después de tres trimestres de crecimiento, la confianza del empresariado cayó a un 12,1% debido no solo de la elevada tasa de contagios registrada durante diciembre de 2021, sino también por las restricciones impuestas en los países emisores de turismo.

Como consecuencia, subraya, las expectativas empeoran significativamente con un 55% de las empresas con previsiones de caída de la actividad, pasando el saldo de expectativas (diferencia entre respuestas favorables y desfavorables) de un -1,3% en la encuesta de octubre a un -45,1% en la de enero.