Las reservas se animan en previsión de que las restricciones vayan a la baja con la caída de los casos. / Carrasco

Las reservas turísticas se animan en Canarias y los turoperadores se muestran optimistas con el fin de la sexta ola

Se prevé que en los próximos días el Gobierno de España levante la limitación a los mayores de 12 años británicos, que será el espaldarazo definitivo. TUI apunta a una demanda «fuerte» en todos los mercados

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Los extranjeros tienen ganas de viajar y de venir a España a pasar las vacaciones. La demanda está a la espera de que las restricciones a la movilidad se reduzcan al máximo y se limiten al certificado de vacunación para empezar a volar. Así se pone de manifiesto en el aumento de las reservas de extranjeros a Canarias registrado en las primeras semanas de este año, con un alza del 59% con respecto a al 2019, que fue el año prepandemia. A nivel nacional el repunte es inferior, de un 36%.

Desde el sector turístico se apunta que estas reservas pueden caer en cualquier momento ante la evolución de la covid debido a la flexibilidad que dan hoy aerolíneas y turoperadores, con cancelaciones sin coste, pero la realidad es que ocho de cada diez de estas reservas son para viajar en el primer trimestre del año y solo un 10% son para el verano, según los datos de la agencia de viajes Destinia.

La pandemia ha cambiado la tendencia y ahora se ha impuesto la reserva de «muy último minuto» debido a las nuevas olas que así todo, gracias a la vacunación, cada vez tienen menos impacto en los turistas.

En marzo el sector turístico de Canarias podría recuperar el aliento tras haber perdido dos meses de su temporada alta (enero y febrero) por la sexta ola.

Para ello será clave que el Gobierno de España elimine cuanto antes la restricción que obliga a los menores británicos de entre 12 y 17 años a tener la doble pauta de vacunación. Algo imposible de cumplir por los plazos de vacunación en el Reino Unido y que ha parado en seco los viajes de las familias británicas a Canarias.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, aseguró ayer en la sesión de control al Gobierno que la modificación se hará «en los próximos días» con el objetivo de dar un impuso al turismo y evitar que las familias británicas opten por otros destinos como Grecia o Portugal, que desde esta semana han eliminado restricciones y ya no piden test negativos para entrar en al país; basta con el certificado de vacunación.

El presidente de la Federación de Empresarios y Hostelería de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricua, confía en que la modificación se apruebe de forma inminente, ya que desde el viernes el Reino Unido se abrirá al turismo tras decaer los test para las personas vacunadas.

«Esperamos novedades para no seguir perdiendo británicos», indica el director general de la cadena Be Cordial & Resorts, Nicolás Villalobos, quien reconoce que «cada día es mejor que el anterior» en cuanto a reservas en línea con la evolución de la sexta ola. «Algo se está moviendo. Ahora lo que tenemos que hacer es aprender a convivir con este virus», manifiesta.

Por otro lado, consejero delegado de TUI, Fritz Joussen, aseguró ayer que el turoperador espera un «verano fuerte en 2022»y afirmó que «la demanda de viajes es elevada en todos los mercados», según informa Efe. «Las condiciones generales para el turismo han mejorado significativamente, las medidas gubernamentales son más predecibles y fiables y ha comenzado el levantamiento de las grandes restricciones en algunos mercados o es probable que lo haga», dijo.