Documental

Viaje con Nico esta noche en el Arena

18/04/2018

El marcador gigante del pabellón Gran Canaria Arena, en Siete Palmas, acoge a partir de las 20.00 horas el estreno del documental Del Atlas al Sáhara con Nicolás García Hemme. La película cuenta la aventura de uno de los deportistas más laureados de Canarias desde la cima del Toubkal hasta la arena del desierto.

La película, realizada por el periodista gráfico Borja Suárez, refleja los valores del deporte y la cultura del esfuerzo en la figura de Nicolás García Hemme, único deportista canario que ha conseguido una medalla olímpica, en Londres 2012, además de otros éxitos internacionales. El documental se exhibirá en el videomarcador gigante del Gran Canaria Arena con entrada libre y gratuita para todos los públicos. Con el protagonista presente para contar de primera mano su experiencia, la proyección comenzará a partir de las 20.00 horas en la pista central del recinto de Siete Palmas.

«Es una experiencia que siempre se me quedará en el recuerdo. Era la primera vez que me enfrentaba a situaciones como alcanzar 4.000 metros de altitud realizando técnicas de alpinismo que desconocía. A esto hay que sumar el intercambio cultural con otros pueblos y costumbres y las vivencias durante la travesía por el desierto», afirma Nicolás, ahora en labores ejecutivas con La Liga de Fútbol Profesional en el proyecto internacional LaLiga Global Network tras dejar los tatami.

Javier Cruz, uno de los dos canarios que ha alcanzado un ochomil, lideró la expedición de la que formó parte CANARIAS7 con el apoyo el Cabildo de Gran Canaria y la Fundación UD Las Palmas. «De las seis expediciones que se han realizado, esta es la más rica en cuanto a contrastes. No solo era ascender el Toubkal (4.167 metros) sino que en nuestro camino al Sáhara por la cordillera del Atlas tuvimos que atravesar las aguas heladas del río Mgoun o hicimos escalada en las paredes rocosas del Todra», afirma el alpinista grancanario.

La primera parte del viaje es la montañera, ascendiendo por la vertiente oeste del Atlas hasta su cumbre más alta, para luego descender por la vertiente este rumbo al oriente hacia el desierto. A partir de entonces, la expedición grancanaria atravesó por otras formaciones geográficas que condicionaron el viaje, como los descensos por gargantas de ríos caudalosos y las ascensiones por paredes rocosas verticales, hasta ir perdiendo el terreno altura y agresividad con el fin de la cordillera del Atlas por el este, hasta comenzar las infinitas extensiones del desierto.