Jonathan Viera, en la Ciudad Deporiva de Barranco Seco. / cober

Viera: «Es un honor para mí volver a ganar el Premio CANARIAS7-Germán Dévora»

El capitán recibirá el trofeo, que ya ganó en 2017, en la previa ante el Oviedo y halagado por un nuevo reconocimiento a su trayectoria

IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Jonathan Viera no ha parado de escribir una historia de éxito y estrellas en la UD desde su aparición, allá por agosto de 2010. Desde entonces, con idas y venidas, ahora ya está aquí para quedarse, se ha convertido en uno de los jugadores con más impacto de la historia, el que más en la edad moderna del club . E igual que capitaneó un ascenso a Primera en 2015 ahora se apresta a repetir. El equipo está en tiempo y forma para culminar el regreso y con Viera a los mandos no hay imposibles. Su campaña, luego del retorno definitivo desde China, ha estado a la altura de lo esperado, marcando la diferencia con once goles, asistencias a granel y toneladas de fútbol, liderazgo y carisma. Por algo el brazalete es suyo y en su figura se ha depositado los sueños del pueblo.

Aunque la época de reconocimientos individuales hace tiempo que pasó a un segundo plano en Viera, quien, camino de los 33 años, no mira más allá del escudo, ser elegido por la afición como el futbolista más valioso de la temporada en curso es inevitable que le dibuje una sonrisa. Y más si es con motivo de un trofeo, el Premio CANARIAS7-Germán Dévora, con denominación de un ilustre y que ya ganó en 2017, razón de más.

En Barranco Seco todavía es temprano, queda para el entrenamiento matinal y Jonathan tiene compromiso por teleconferencia con los medios de comunicación. Nadie mejor que él para ejercer la portavocía de la mejor UD que se recuerda en mucho tiempo. Pero el reloj le da una tregua antes de sentarse ante los micrófonos y, a sugerencia de Larry Álvarez, director de Comunicación del club, adelanta las preguntas pactadas con este periódico para dar sus impresiones de esta distinción. Más de mil votos se efectuaron en la web de CANARIAS7 para designar, por parte de los lectores, al mejor jugador del curso. Y el mago de La Feria, alumno de Valerón y maestro de Pedri, superó de largo a Kirian y Eric Curbelo, los otros candidatos, captando una cifra de clics que excedió las 700. Prueba irrefutable de que el motivo artístico de esta campaña le corresponde de pleno derecho.

«Que la gente reconozca el trabajo de uno siempre es bueno, siempre gusta. Para mí este premio es muy importante, sobre todo porque lo decide la afición y me pone muy contento . Espero poder celebrarlo con ellos en el partido ante el Oviedo como queremos, que es ganando», aseguró.

«Lo que queremos es meternos en el playoff y poder ascender. Sería la mejor manera de terminar esta temporada y en eso estoy centrado en estos momentos junto al resto de mis compañeros», añadió.

El respeto y la reverencia a la historia heredada, con Germán Dévora como uno de los grandes estandartes de la entidad, pervive en las generaciones actuales, tal y como se encarga de recalcar Viera: «A Germán no pude verlo jugar por edad, pero todo el mundo me habla de que esas generaciones fueron increíbles, hicieron cosas muy importantes y no hay que olvidar todo lo que hicieron por este club. Es un honor llevarme el premio de Germán Dévora porque para todos los canteranos que subimos al primer equipo él es siempre una referencia increíble para nosotros».

Habla de canteranos que han alcanzado la orilla, como su caso, como el de Pedri, su antecesor en el palmarés de esta distinción, verdadera esencia del actual proyecto y que ahora busca la excelencia que supondría regresar a Primera, y llega a la fibra sensible del seguidor, quien detecta en Viera los valores sagrados que siempre fueron asociados a esta camiseta: pedigrí, prestancia y sentimiento.

Igualará en dos trofeos al portero Mariano Barbosa, el único que ha podido repetir hasta ahora (2011 y 2014). Y nadie duda de que, en condiciones normales, todo lo que dure su carrera en el equipo de su corazón, en el que ahora está, seguirá deparándole reconocimientos, loas y designaciones estelares como la actual que le convierte en noticia.

En los prolegómenos del esperado encuentro ante el Oviedo, cuando la megafonía del Gran Canaria anuncie su nombre, los más de 30.000 aficionados que abarrotarán el Gran Canaria, inmejorable coro, aplaudirán a su ídolo en el momento de recoger su segundo Premio CANARIAS7-Germán Dévora. «El primero se lo había dado a mi madre para que me lo guardara, aunque ahora lo juntaré con este y los dos irán a la vitrina de casa junto a otros recuerdos especiales que tengo de mi carrera. Será muy bonito para mí poder disfrutar de las cosas que voy consiguiendo cuando pase el tiempo y se valore más todo. Ahora lo que tengo que hacer es seguir centrado en la competición, en ayudar al equipo en estos momentos tan importantes», desvela con la satisfacción de saber que todo le llega en un día en el que nada puede salir mal.