Sadiku, en un encuentro de pretemporada. / c7

Sadiku vuelve a la casa donde reinó sin protagonismo y en el ostracismo

El delantero, que anotó 13 goles en la temporada que estuvo en el Málaga, todavía no ha metido con Las Palmas y tiene un papel casi residual con la camiseta amarilla

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

No corren buenos tiempos para Armando Sadiku, que visita mañana la casa donde fue feliz, La Rosaleda, y donde anotó 13 goles en una campaña complicada para el Málaga. Allí, en el templo blanquiazul, le recuerdan con cariño, pues fue ejemplo siempre, dentro y fuera del campo, y exhibió compromiso por los cuatro costados. Ahora, en Gran Canaria, y pese a que ha tenido sus momentos, no encuentra la oportunidad que el ariete lleva buscando desde que llegó. Con Jesé como indiscutible y el sistema de Pepe Mel, el albanés es habitual al banquillo. Además, aún no se ha estrenado en lo que va de curso.

El punta, de momento, ha jugado nueve encuentros en las 16 jornadas que han transcurrido de competición, pero solo fue titular en dos de ellos. En los otros siete entró desde el banquillo. Así, Sadiku acumula 248 minutos en Liga, un bagaje escaso. Cabe destacar que aún no ha visto portería, por lo que no se ha estrenado como goleador portando la elástica de la Unión Deportiva. Además, ha visto dos cartulinas amarillas. Eclipsado por el buen hacer de un Jesé Rodríguez que ha vuelto para quedarse, a Sadiku le está hasta costando entrar en la rotación de Pepe Mel, que en otras ocasiones ha apostado por Rafa Mujica y también por el canterano Clau Mendes.

«Desde que comencé a hablar con Luis Helguera, acepté venir. Sabía que es un gran club y llego con la intención de ayudar y darlo todo. Quiero volver a hacer grandes cosas en España y espero que sea en Las Palmas», aseveró el albanés a su llegada a la UD durante su presentación como futbolista amarillo. De momento no ha tenido mucha suerte, pero espera poder disparar una escopeta que en la Costa del Sol demostró tener siempre cargada.

Así pues, mañana Sadiku afronta una nueva reválida en la que fuera su casa, donde a priori no parte como titular, pero donde espera al menos tener minutos para estrenar su cuenta de goles esta campaña. El jugador, que fue padre hace muy poco, está en un momento en su vida personal óptimo para volver a triunfar. Ahora solo le falta la oportunidad y aprovecharla con goles. De entrega y pundonor sabe de sobra. Solo le falta meterla.