Emotivo gesto de García Pimienta dirigido a la afición de la UD. / cober

El primer año de Pimienta en la UD, en seis imágenes

Hoy se cumplen doce meses desde su aterrizaje en la isla y llega a este aniversario revalorizado, respaldado y con el sueño de Primera

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

García Pimienta cumple hoy un año como entrenador de la UD, un ciclo de doce meses marcado por los buenos resultados (ha ganado el 50% de los encuentros oficiales dirigidos entre todas las competiciones, 23 de un total de 46), la estabilidad y el deseo de acometer, de nuevo, el intento de ascender a Primera División tras la promoción fallida del curso pasado. En estas seis imágenes se resumen las vivencias del preparador catalán en el club desde su llegada.

1.- 24 de enero de 2022: aterrizaje en la isla

Tras la destitución de Pepe Mel, que llevaba en el cargo desde 2019, Luis Helguera apuesta por un técnico sin más experiencia en los banquillos que en la cantera del Barcelona. Su falta de experiencia en categoría profesional levantó algunas suspicacias que pronto se encargaría de disipar.

2.- Un inicio titubeante... Antes de la racha triunfal

Una victoria en sus siete primeros encuentros alimentaron las dudas sobre su porvenir en el club. Pero, tras tocar fondo con una derrota ante el Girona en casa (1-2), el equipo encadenó nueve triunfos y dos empates en las once jornadas posteriores, lo que le hizo clasificarse para la promoción de ascenso. La UD caería ante el Tenerife pero esa inercia del tramo final de la temporada 2021-22 la ha mantenido en el curso actual, como así lo acredita la clasificación.

3.-Valorado y protegido por el presidente

-Siempre ha puesto en valor el entrenador que, cuando peor lo estaba pasando, Miguel Ángel Ramírez le confortó con su presencia y apoyo en una cena informal en la que le hizo ver que su confianza estaba intacta. García Pimienta ha congeniado y tenido sintonía con la directiva, coinciendo en las líneas maestras del proyecto y exhibiendo siempre un interés a ultranza de los interesas de la entidad.

4.-El vestuario cree en él

Se ha ganado el apoyo indondicional de los jugadores por su ideario, manera de trabajar y talante. Pimienta ha empoderado a los jugadores, nunca dudó en atribuirse culpabilidades cuando llegaron las críticas y ha sabido proteger al vestuario por encima de todo. La complicidad con sus futbolistas es total. Que haya sido fiel a un estilo, que lo mantuviera pese a resultados adversos y que siempre haya premiado la meritocracia le han dado un crédito que mantiene y amplía conforme avanza el calendario.

5.-Una afición entregada

Los llenos en el Gran Canaria dejaron de ser noticia, por repetirse, en los últimos meses y las asistencias al estadio se sitúan en torno a los 20.000 espectadores por partido. No hay casualidades. Los seguidores han vuelto a engancharse a la UD porque siempre propone, va al ataque y, generalmente, gana. La oleada de carió que se dio tras eliminatoria perdida frente al Tenerife fue la siembre de la manifestación de fidelidad y entusiasmo que se da cada vez que la UD juega de local. Y ahí el entrenador, que siempre que puede presume de afición, también tiene mucho que ver.

6.-El saludo más esperado por todos con la vuelta de Kirian

Kirian ha protagonizado los últimos meses en la UD desde que, allá por agosto, anunciara que iniciaba su lucha contra el cáncer. «Es nuestro ejemplo y nuestra motivación», ha dicho de él García Pimienta, quien, como todos los miembros del club, estaba deseando recobrar la normalidad perdida y tenerlo de nuevo a sus órdenes. A la vuelta de las vacaciones navideñas, se produjo la ansiada imagen y que supuso un enorme refuerzo moral para el grupo.