Sandro Ramírez, junto a Fabio, este miércoles en Barranco Seco. / udlp

Pimienta no quiere sustos en punta: Andone y Sandro se repartirán los minutos

El técnico, que perderá durante unas tres semanas a Marc Cardona en la delantera, debe tener mano de seda, pues el rumano y el grancanario tampoco están al 100%

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Como cada temporada, las lesiones empiezan a dejar agujeros y lunares en zonas donde hacen daño. La última, la de Marc Cardona, que sufre una microrrotura fibrilar en el bíceps femoral izquierdo. El tiempo de baja médica será de tres semanas, según evolución. La lesión se produjo el pasado sábado, durante el partido ante el CD Mirandés. Deja vacía una delantera en la que ahora García Pimienta deberá tener mano de seda.

Florin Andone y Sandro Ramírez opositan a sustituir al pichichi amarillo, que estaba dejando unas sensaciones óptimas, tanto de cara a portería como en el juego del equipo amarillo. Pero ambos, con falta de rodaje, podrían caer de nuevo si no se tiene cautela. Andone, que tan solo ha podido jugar siete minutos contra el Leganés en el Gran Canaria, se lesionó acto seguido.

Ahora, tres jornadas después y con varios entrenamientos a buen ritmo en los gemelos, vuelve a estar disponible. Lo mismo pasa con el artillero insular, que luego de estrenarse en Anduva y ser sustituido para no forzar, estará listo para la batalla ante el Ibiza.

Eso sí, ambos futbolistas están faltos de ritmo de competición y, de no tener mucha prudencia Pimienta en el banquillo, podrían sucumbir de nuevo. Lo previsto por el cuerpo técnico es que se repartan los minutos este sábado contra el Ibiza (17.30 horas, Estadio de Gran Canaria). Uno saldrá de titular y el otro le cogerá el relevo tras el descanso o en el 60. La hoja de ruta parece clara, sobre todo porque se vienen tres encuentros en menos de ocho días.

El calendario no arroja tregua alguna y la inmediatez es la que es, pero nadie quiere riesgos inesperados para todo lo que viene. Porque Marc debería estar en tres semanas fuera de combate, pero todo dependerá de cómo recupere y cómo sane su microrrotura, por lo que tampoco es seguro que sea ese el tiempo exacto. Además, luego tendrá que coger el ritmo de competición, así que podría perderse todo el mes de octubre el ex de Osasuna.

Con la premisa clara para la batalla en casa contra el Ibiza, pues luego hay doble salida (Lugo, miércoles, y Ponferradina, sábado), Sandro y Andone repartirán esfuerzos. Uno saldrá de inicio y el siguiente le cogerá el relevo. Lo normal sería que el ex del Huesca inicie la contienda, pero Pimienta no descarta que sea el rumano el que abra el partido.

Ale García, en la recámara

Asimismo, tiene García Pimienta una tercera opción en la recámara, si quiere un delantero al uso: el canterano Ale García. Ya dejó muy buena impresión durante la pretemporada el joven ariete, que entrena en la dinámica del primer equipo y que ya sabe lo que es debutar con la lentilla profesional de la Unión Deportiva. Espera una oportunidad y, con tres partidos en ocho días, podría llegarle más pronto que tarde.

Falso nueve

Tampoco descarta Pimienta la idea de jugar con un falso nueve, como hiciese en los minutos finales ante el Mirandés (3-3) aunque no le salió tan bien la jugada, puesto que Las Palmas se dejó empatar y malgastó los dos goles que tenía de ventaja en menos de tres minutos. Fue Jonathan Viera el que se ubicó como referencia fantasma, bajando a recibir y pasando de eso de fijar centrales, como sí que tendría que hacer un nueve.

Pejiño, si no fuera porque para el propio entrenador catalán parece un espejismo, también podría ejercer de punta. Tiene velocidad, descaro y, sobre todo, gol el de Barbate. Otra cosa es que no se quiera apostar por él. De momento, casi inédito este curso.