Nuke Mfulu y Enzo Loioidice. / udlp

Un doble pivote indestructible: la fortaleza gala de la UD

Nuke Mfulu y Enzo Loiodice se agigantan en la sala de máquinas amarilla | Son la balanza perfecta entre defensa y ataque de Las Palmas

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

El buen hacer de la UD se podría explicar de muchas maneras. Los goles, el músculo atrás y demás historias no se definen sin un buen centro del campo. Y ahí es donde Nuke Mfulu y Enzo Loiodice, a quienes están respetando al fin las lesiones, brillan con luz propia. La fortaleza gala de Las Palmas se hace fuerte y domina la gran mayoría de las facetas del juego.

Mfulu, que además esta campaña es uno de los capitanes del equipo insular, solo se ha perdido una cita del calendario. Fue en el empate (0-0) ante el Racing de Santander en El Sardinero. Unas molestias, como reconoció el propio Pimienta, le dejaron en el banquillo. No quiso correr riesgos el preparador catalán con el que es su seguro de vida en la medular. De hecho, en los otros siete encuentros fue titular y disputó los 90 minutos de juego. Incansable Nuke, gran parte de los éxitos en este inicio pasan por su fortaleza física y su capacidad táctica.

A su lado, Enzo Loiodice, que ha jugado todos los duelos que se han disputado. Siempre salió de inicio e incluso ante el Granada abrió el marcador con un gran gol. El curso pasado, solo por la lesión del hombro, se perdió 14 partidos, contando el playoff de ascenso frente al CD Tenerife. También en su primera campaña en la UD, la 2020-21, estuvo toda la segunda vuelta lejos de los terrenos de juego por una pua liga. Ahora, con las lesiones ofreciendo una tregua, el joven francés está sacando la escuadra y cartabón para tejer el fútbol del conjunto grancanario.

Ambos se entienden a las mil maravillas. Dentro y fuera del campo son los socios perfectos. Compañeros y amigos, pues pasan gran parte de su tiempo libre juntos, no escatiman en esfuerzos defensivos. Gran parte de la solidez y la mejoría en defensa es por ellos. Sin ir más lejos, Nuke lleva ya tres cartulinas amarillas y ya Enzo está apercibido de sanción, con cuatro tarjetas. Pimienta ha hecho mucho énfasis en cortar los contragolpes rivales. Que tenga que comenzar el rival a jugar desde atrás y con el bloque amarillo en posición segura.

Loiodice es el jugador de Segunda División que lidera la clasificación de balones disputados en los que se ha ganado la posesión, con 66. Le iguala Febas, con los mismos. El tercero es Aitor Sanz con 61. También es el tercer futbolista de la categoría que más faltas ha recibido (21). Solo tiene por delante a Febas (28) y Nwakali (24). Nuke Mfulu, por su parte, es el que más intercepciones ha realizado (24), seguido por un compañero suyo, el lateral Sergi Cardona (21).

Uno datos que ponen en valor su mérito directo en el buen arranque de temporada de Las Palmas, que aún no sabe lo que es perder este curso, ha marcado un nuevo récord en su historia con estos ochos encuentros consecutivos sin caer y acumula ya, sin contar el playoff de ascenso, 19 enfrentamientos sin derrota en Liga regular.

Con Enzo y Mfulu la vida es mejor para la Unión Deportiva. Lo sabe García Pimienta y por eso, siempre que estén disponibles y a buen nivel, formarán el doble pivote indestructible que tanto gusta al entrenador catalán. Músculo y calidad. Disciplina y criterio. Ahora ya preparan escudos para el choque ante el Ibiza.